La celebración de la Semana Santa es una de las joyas de Sevilla. Declarada como fiesta de Interés Turístico Internacional y con más de 400 años de tradición a sus espaldas, la Semana Santa atrae todos los años a miles de espectadores y turistas que disfrutan de su intensidad, pasión y belleza.

Las procesiones son la máxima expresión de la devoción de los sevillanos, caracterizadas por pasos e imágenes impresionantes de Cristo y de la Virgen, un gran número de nazarenos y mucho sentimiento.

Esta festividad es considerada como una de las más importantes de la cultura andaluza y española, siendo la fiesta grande de Sevilla. El Viernes y el Sábado Santo la ciudad se vuelve el escenario perfecto para disfrutar de las mejores procesiones, pasando por la carrera oficial camino de la Catedral hasta su encierro.

Durante toda la Semana Santa, las calles de Sevilla son testigo de procesiones organizadas por más 70 cofradías entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Pascua siempre acompañadas de palos flamencos y saetas.

Para disfrutar de la Semana Santa de la forma más especial, estas son algunas de las procesiones más populares de la ciudad de Sevilla.

La Madrugá

Salida de La Macarena en Sevilla María José López / Europa Press

Esta es la noche más esperada de toda la Semana Santa para los sevillanos. Más de 12 horas de procesiones, seis cofradías y miles de espectadores atienden a ver todos los pasos que salen la noche del Jueves al Viernes Santo.

El centro de Sevilla se abarrota para ver las imágenes que las hermandades trasladan desde la 00:00 de la noche. La primera en salir es La Macarena desde la Plaza de la Esperanza Macarena, seguida de El Silencio que sale Alfonso XII y de El Gran Poder (plaza de San Lorenzo) y Esperanza de Triana (Pureza), que salen entre la 1:00 am y la 1:35. Las últimas en salir son la Hermandad de los Gitanos, a las 2:30 am, y El Calvario a las 4:00 am desde Plaza Señor de la Salud y San Pablo respectivamente.

Cada una de ellas tiene sus particularidades y hacen de La Madrugá una velada llena de devoción y tradición. La Esperanza de Triana es una de las más hermosas de Andalucía y traslada el paso de Nuestra Señora de la Esperanza de 1,70 metros de altura por el centro de Sevilla.

La procesión de Jesús del Gran Poder está muy arraigada al barrio de San Lorenzo y recibe el nombre del Señor de Sevilla. El paso se acompaña de nazarenos y su despedida antes del encierro es uno de los momentos más emotivos para los devotos.

La Madrugá está llena de momentos inolvidables pasando por el traslado de Cristo del Calvario, el cortejo de nazarenos de la Hermandad de El Silencio y el fervor que despierta el Señor de la Salud.

Todas ellas no vuelven a entrar hasta el Viernes Santo, por lo que es una noche intensa llena de emoción. La procesión más larga es la de La Macarena, que recorre más de 5 kilómetros hasta su entrada a las 13:30 pm. Una de las imágenes más famosas de la Semana Santa sevillana es el desfile de la Centuria Romana de la Macarena que finaliza con su llegada a la Basílica de los Armaos para la estación de penitencia en la madrugada.

Centuria de la Macarena Eduardo Briones

Es recomendable planificar por adelantado las cofradías y procesiones a las que ir ya que muchas de ellas se cruzan en tiempo y espacio, pero son un imprescindible de la Semana Santa sevillana.

El Cachorro

El Cachorro Raúl Doblado

El Cachorro es el nombre que recibe el Cristo de la Expiración debido a una antigua leyenda que dio origen a la confección de la imagen. Esta sorprende por el detallismo y la emotividad que representa a Jesús crucificado en el instante de su muerte.

El cortejo procesional es muy amplio, compuesto principalmente por más de 2000 nazarenos que visten túnicas de color negro y cirios blancos y 35 costaleros que cargan el paso del Cristo. Sin embargo, ha sido una de las hermandades más afectadas por la lluvia entre los años 2004 y 2007 y entre 2019 y 2021.

La cofradía de El Cachorro es una de las más conocidas de Sevilla nacida en el siglo XVII y acoge también como titular a la Virgen Dolorosa, llamada Nuestra Madre y Señora del Patrocinio y popularmente llamada La Señorita de Triana. Actualmente la sede de la hermandad se encuentra en la Basílica Menor de Cristo de la Expiración, donde anteriormente se encontraba la ermita de la Virgen del Patrocinio.

Esta maravillosa procesión saldrá la tarde del Viernes Santo a las 15:45 desde la Basílica hasta su entrada 02:35 am, y uno de los mejores lugares para ver las dos procesiones es a lo largo de la calle Castilla y el puente.

La Paz

Hermandad de la Paz Jesús Prieto / Europa Press

La Hermandad de la Paz es la primera que sale a las calles sevillanas el Domingo de Ramos para iniciar las procesiones de la Semana Santa. Esta procesión sale el domingo 24 a las 13:00 desde la Parroquia de San Sebastián y pasará por Plaza España, Avenida de La Constitución y Palos de la Frontera entre otras calles hasta su entrada a la 01:00 am.

La hermandad acoge como titulares a Nuestro Padre Jesús de la Victoria y a María Santísima de la Paz, cuyas imágenes fueron confeccionadas en 1940 y 1939 respectivamente. La cofradía, arraigada al barrio del Porvenir, nació a finales de la Guerra Civil española y la Virgen de la Paz fue coronada canónicamente en la Catedral de Sevilla en el año 2016. La cofradía también acoge como titulares a Nuestra Señora del Prado y a San Sebastián, cuya parroquia es la sede de la hermandad.

Para disfrutar de la procesión de Jesús de la Victoria el lugar ideal es el propio barrio del Porvenir y el parque de María Luisa. La Virgen procesiona con un palio blanco muy particular y el mejor sitio para disfrutar de su paso es en la Plaza del Triunfo.

Paso de Jesús de la Victoria Hermandad de la Paz

El complejo procesional de la hermandad está compuesto por 2.100 nazarenos y acompañado por una gran agrupación musical que hacen de esta procesión una de las más emocionantes de esta festividad.

Además de estas, otras procesiones destacadas son las procesiones de la Hermandad de la Pasión o el Santo Entierro, que da fin a la Semana Santa. Sumergirse en las calles sevillanas para ver las procesiones es esencial para ser testigo de la tradición más arraigada a esta festividad en España.