Deportes EUROCOPA 2020

De Piqué al Parlamento Europeo: críticas a la UEFA por prohibir la bandera arcoíris

Impide que el Allianz Arena se tiña con los colores LGTBI, como pedía la ciudad de Múnich para protestar contra Viktor Orban

El Allianz Arena, iluminado con la bandera LGTBI durante un partido de 2016

El Allianz Arena, iluminado con la bandera LGTBI durante un partido de 2016 EFE/EPA/TOBIAS HASE

La UEFA y su presidente, Aleksandr Ceferin, han quedado en el punto de mira tras prohibir la proyección de la bandera LGTBI en el Allianz Arena de Múnich durante el Alemania-Hungría de la Eurocopa. La capital bávara quería protestar así contra la nueva ley aprobada en Hungría por el presidente Viktor Orban, que castiga cualquier exhibición de la homosexualidad y la transexualidad entre los menores de edad.

El alcalde de Múnich, el socialdemócrata Dieter Reiter, solicitó al máximo organismo del fútbol europeo que permitiera iluminar el Allianz Arena con la bandera arcoíris en el Alemania-Hungría de este miércoles. Pero la UEFA ha dicho que ni hablar. Entiende que esa solicitud «está motivada por una decisión política que ha sido tomada por el parlamento húngaro» y debe rechazarla.

La UEFA ha justificado su decisión con el argumento de que «es una organización política y religiosamente neutral». En el mismo comunicado en el que prohíbe la proyección de la bandera en el partido de mañana, la institución propone a Múnich que ilumine su estadio con la bandera LGTBI el 28 de junio, el Día del Orgullo, o entre el 3 y el 9 de julio. Todo eso días después de abrir una investigación -que luego quedó en nada- porque el portero alemán Manuel Neuer lució la bandera arcoíris en el brazalete de capitán.

Rechazo unánime a la decisión de la UEFA

«Es algo ridículo», ha respondido el alcalde de Múnich. «Es una vergüenza que la UEFA nos prohíba mandar un mensaje de apertura, tolerancia, respeto y solidaridad con la mucha gente de la comunidad LGTBI», ha añadido Dieter Reiter. La vicepresidenta del Parlamento Europeo Katarina Barley ha sido todavía más contundente: «Ceder a los autócratas nunca ha conducido a nada bueno».

El rechazo ha sido prácticamente unánime en la comunidad futbolística. El Barcelona, por ejemplo, ha colgado un tuit de su escudo con la bandera LGTBI aplaudido por Gerard Piqué y Carles Puyol. Antoine Griezmann, también del Barcelona e internacional por Francia,ha publicado en Twitter una imagen del Allianz iluminado con el arcoíris y un puño en alto.

Gary Lineker, ex futbolista y ahora comentarista de televisión, ha pedido a Múnich que no se dejara acobardar por la UEFA. «Hazlo Múnich. Hazlo. Enciéndelo para que el mundo lo vea», ha escrito el ex delantero inglés en su cuenta de Twitter.

La respuesta de Alemania y la reacción de Hungrá

El fútbol alemán ha cerrado filas en torno al alcalde de Múnich y varios clubes de la Bundesliga de ciudades como Berlín, Bremen, Fráncfort, Colonia, Wolfsburgo o Augsburgo han anunciado que iluminarán sus estadios con los colores LGTBI durante el partido de mañana, correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la Eurocopa.

De los pocos que se han alegrado con la decisión de la UEFA están en Hungría. El ministro de Exteriores de Viktor Orban, Peter Szijjarto, ha saludado «la buena decisión» del organismo presidido por Ceferin. «La UEFA ha decidido no quedar atrapada en una provocación política contra Hungría», ha añadido.

Te puede interesar

Comentar ()