Deportes

Peng Shuai reaparece, las dudas continúan: "Si está bien, ¿por qué no habla públicamente?"

La tenista china Peng Shuai, durante la videoconferencia que ha mantenido con el presidente del COI, Thomas Bach

La tenista china Peng Shuai, durante la videoconferencia que ha mantenido con el presidente del COI, Thomas Bach INTERNATIONAL OLYMPIC COMMITTEE / GREG MARTIN

Después de tres semanas sin dar señales, la tenista china Peng Shuai ha reaparecido este fin de semana en Pekín e incluso ha mantenido una videollamada de media hora con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach. Sin embargo, todavía hay muchos interrogantes y dudas por resolver en el caso.

Todo sigue teniendo un aroma extraño en la secuencia de hechos: la tenista denunció el 2 de noviembre que fue violada por un ex viceprimer ministro chino; el mensaje fue borrado a la media hora y ella estuvo tres semanas sin aparecer; las únicas imágenes que se han publicado desde entonces han sido difundidas por medios estatales; y reapareció con una sonrisa, como si nada hubiera ocurrido.

«Se encuentra bien, en su casa de Pekín, pero le gustaría que se respetara su privacidad en este momento», señalaron desde el COI en un comunicado escueto y sin apenas detalles. Nada sobre la acusación de violación, ninguna explicación sobre qué hizo la tenista de 35 años en estas tres últimas semanas.

El organismo olímpico es uno de los principales interesados en que todo se resuelva pronto y bien. El 4 de febrero empiezan en Pekín los Juegos Olímpicos de Invierno y un escándalo político-deportivo es lo último que quieren en las oficinas de Lausana. En los últimos días incluso se ha mascullado un posible boicot a la cita por parte de Estados Unidos y Reino Unido.

Las críticas al COI no han tardado en llegar y desde la ONG Human Right Watch han acusado al organismo de los anillos de «vil complicidad». «Es increíble que ustedes hayan podido contactar con Peng Shuai cuando nadie más ha podido. No ha habido una investigación sobre la violencia sexual, ustedes no son un interlocutor creíble», ha denunciado en Twitter la directora de HRW en China, Sophie Richardson.

Y el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, también ha levantado la voz para elevar la presión sobre el COI y China: «Si está bien, ¿por qué no habla públicamente y con los medios en lugar de hacerlo a través del COI, que hace la vista gorda ante el mal?»

La respuesta de la WTA: «El vídeo es insuficiente»

La ex número uno de dobles y estrella del deporte chino desapareció el 2 de noviembre, justo después de publicar un mensaje en Weibo -una red social similar a Twitter- en el que acusaba al ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli de haberla violado en 2018. Tanto la denuncia como cualquier mensaje sobre la jugadora fueron borrados de las redes. Su desaparición durante dos semanas provocó una reacción internacional: el hashtag #WhereIsPengShuai (dónde está Peng Shuai) se convirtió en Trending Topic internacional y las grandes figuras del deporte se unieron para denunciar el caso. En los vídeos de este fin de semana, se ve a la que fuera campeona de Wimbledon y Roland Garros en la modalidad de dobles sonreír y asentir con la gente que le rodeaba. Pero en ningún momento habla a cámara ni explica nada.

La Asociación Femenina de Tenis (WTA) ha sido una de las más activas a la hora de pedir una investigación exhaustiva. También tiene enormes intereses comerciales en China -acuerdos milmillonarios y más de diez torneos al año-, pero su posición está siendo bien distinta a la del COI. Su director general, Steve Simon, reaccionó con muchas dudas a los primeros vídeos de Peng tras su reaparición.

«Es positivo ver a Peng Shuai, pero no está claro si es libre y capaz de tomar decisiones, sin coacción o interferencias externas. Este vídeo por sí solo es insuficiente», señaló el fin de semana. «Sigo preocupado por la salud y la seguridad de Peng Shuai porque la acusación de agresión sexual está siendo censurada y escondida bajo la alfombra. He sido muy claro sobre lo que tiene que ocurrir y nuestra relación con China está en una encrucijada».

Peng Shuai en una imagen de archivo en el China Open 2019
La tenista china Peng Shuai, en una imagen de archivo Rob Prange / AFP7 / Europapress

El hecho de que todas las imágenes hayan sido distribuidas por medios estatales y afiliados al Gobierno es el principal motivo de duda por parte de la comunidad internacional.

«Lo que tenemos aquí es esencialmente una narrativa controlada por el Estado: solo el Gobierno y sus medios afiliados están generando y distribuyendo el contenido sobre la historia de Peng», señaló la investigadora de HRW para China Maya Wang, a la cadena CNN. «Aunque es posible que Peng esté bien. La seguridad de Peng debería preocuparnos por el historial del Gobierno chino haciendo desaparecer gente y grabando luego vídeos de ellas para demostrar que están ilesas cuando, de hecho, es todo lo contrario».

Te puede interesar

Comentar ()