Deportes

La chapuza de la UEFA en el sorteo de la Champions deja el bombazo del Real Madrid-PSG

En una decisión inédita, la UEFA repite el sorteo por varios errores en la selección de las bolas y cambia radicalmente la suerte de los equipos españoles | Atlético-United y Villarreal-Juventus, los otros cruces

La UEFA cometió este lunes una soberana chapuza que será difícil de olvidar al equivocarse hasta dos veces escogiendo las bolas en el sorteo de los octavos de final de la Champions. El máximo organismo del fútbol europeo tuvo que rectificar un rato después y decidió repetir el sorteo tras achacar los fallos a un problema técnico de software.

El destino cambió drásticamente para los clubes españoles: el Real Madrid se enfrentará al Paris Saint-Germain de Lionel Messi, Kylian Mbappé y Neymar, después de haber sido emparejado al principio con el Benfica; el Atlético de Madrid cambió al Bayern Múnich por el Manchester United; mientras que el Villarreal evitó al Manchester City y se las verá con la Juventus de Turín.

Los otros cinco emparejamientos que quedan tras volver a rifar las bolas son: Salzsburgo-Bayern Múnich, Sporting Portugal-Manchester City, Benfica-Ajax, Chelsea-Lille e Inter-Liverpool.

La queja del Real Madrid: «Es lamentable»

El Real Madrid fue el gran perjudicado con la repetición del sorteo, ya que pasó de tener como rival a Benfica, uno de los más débiles sobre el papel, a enfrentarse al PSG, uno de los grandes favoritos. «Ha sido sorprendente, lamentable y muy difícil de entender lo que ha ocurrido hoy», señaló el director de Relaciones Institucionales del club blanco, Emilio Butragueño.

A la eliminatoria no le faltará ningún condimento. Supondrá el regreso de Lionel Messi y Sergio Ramos al Santiago Bernabéu tras sus respectivas etapas en Barcelona y Real Madrid y supondrá el primer cara a cara entre ambos clubes tras la batalla veraniega que mantuvieron por Kylian Mbappé. El francés, por cierto, chocará con el que podrá ser su club unos meses después. «Afrontamos esta eliminatoria con toda la ilusión, conscientes de lo que significa para el club esta competición y sabiendo la categoría de rival y los jugadores que tiene», destacó Butragueño.

La explicación de la UEFA: «Un problema técnico»

El primer sorteo se había celebrado a las 12:00 horas en Nyon, la sede de la UEFA, pero se repitió tres horas más tarde en el mismo escenario después de que la polémica creara una situación insostenible. El Atlético de Madrid estaba meditando si impugnar el sorteo cuando la UEFA anunció la repetición íntegra.

«A raíz de un problema técnico con el software de un proveedor de servicios externo que da instrucciones a los oficiales sobre qué equipos son elegibles para jugar entre sí, se produjo un error material en el sorteo de los octavos de final de la UEFA Champions League», fue la explicación de organismo presidido por Aleksandr Ceferin en Twitter.

El sorteo tenía como maestro de ceremonias a Giorgio Marchetti, jefe de competiciones de la UEFA, y además contaba con el ex futbolista Andrei Arshavin como mano inocente.

El procedimiento era el siguiente: había un bombo con los ocho segundos de grupo (Paris Saint-Germain, Atlético de Madrid, Sporting de Portugal, Inter de Milán, Benfica, Villarreal, Salzburgo y Chelsea) y después ocho bombos más, cada uno con el nombre de los primeros clasificados: Manchester City, Liverpool, Ajax de Ámsterdam, Real Madrid, Bayern Múnich, Manchester United, Lille y Juventus de Turín.

Marchetti sacaba primero una bola del bombo de los segundos y luego un delegado de la UEFA introducía en otro cuenco las bolas de los equipos a los que se podía enfrentar. Ahí llegaba el turno de Arshavin, cuya mano decidía los emparejamientos. Las dos únicas restricciones que hay en el sorteo de octavos de la Champions es que no se pueden enfrentar dos equipos del mismo grupo y tampoco puede haber cruces entre dos clubes del mismo país.

«Eso no es posible»: el momento surrealista

La primera bola que salió fue la del Benfica. Ahí se cogieron las bolas de todos los primeros salvo la del Bayern, con el que compartió zona en la fase de grupos. Le tocó el Real Madrid.

Después salió la del Villarreal y el delegado de la UEFA cogió las bolas de City, Liverpool, Ajax, Bayern, United, Lille y Juventus. Salió el Manchester United, con el que había compartido grupo. La cara de Arshavin era un poema y nadie daba crédito. «Eso no es posible, tenemos que sacar otro«, dijo Marchetti. Salió la del City.

El gran problema vino a los dos minutos, cuando Marchetti extrajo la bola del Atlético de Madrid. Tenían que haber cogido las pelotitas de Ajax, Bayern, United, Lille y Juventus, pero se metieron en el bombo las de Liverpool, Ajax, Bayern, Lille y Juventus.

Los encuentros de ida se jugarán los días 15, 16, 22 y 23 de febrero, mientras que la vuelta será en los días 8, 9, 15 y 16 de marzo. Después se realizará otro sorteo el 18 de marzo para decidir los cruces de cuartos de final y semifinales. La gran final se celebrará el 28 de mayo en San Petersburgo.

Te puede interesar

Comentar ()