El Real Madrid ha firmado otra noche histórica en la Champions League. Tres goles de Karim Benzema han dado el pase al Real Madrid a cuartos de final, después de llegar al minuto 60 con un 0-2 global en la eliminatoria tras una exhibición de Kylian Mbappé. «El Real Madrid está vivo», sentenció Benzema tras su noche heroica.

La fe del Madrid pudo más que la calidad del francés, que reventó a la defensa madridista con su potencia. Un error de Donnaruma, que aprovecharon entre Vinicius y Benzema, igualó el partido y dio paso al volcán de fútbol del equipo de Carlo Ancelotti. De nuevo Benzema tras una gran jugada de Luka Modric puso el 2-1. En el saque de centro, tras un robo, el francés firmó su hat-trick.

Una remontada que se sintió como histórica en el Bernabéu, que seguía lleno 15 minutos después del final del partido con los jugadores en el centro del campo. Un chute de euforia para el club blanco y una enorme decepción para el proyecto multimillonario del PSG, que vuelve a fracasar en Europa pese a juntar al mejor tridente del continente.

El Real Madrid salió más valiente que en el partido de ida y transmitió intensidad en los primeros diez minutos del encuentro, con varios robos de balón y la afición muy enchufada. Después, las galopadas de Mbappé y sus combinaciones con Neymar y Messi comenzaron a meter el miedo en el cuerpo del equipo local.

El PSG se adelantó con un gol de Kylian Mbappé, anulado por un fuera de juego previo de Nuno Gomes. La pareja del PSG en banda izquierda provocó pesadillas a Carvajal, que aun así arriesgó con su posición muy arriba. En un lance en el que se lanzó un autopase, perdió el balón y propició la carrera de Mbappé para el 0-1, que silenció al Bernabéu e hizo estallar a los miles de hinchas del PSG desplazados a Madrid.

El equipo de Carlos Ancelotti no hizo cambios al descanso y tampoco cambió el guion del partido, con un PSG muy amenazante. Mbappé hizo el segundo con una maniobra de recorte espectacular ante Thibaut Courtois, pero volvió a ver su gol anulado por fuera de juego. La entrada de Lucas Vázquez, Camavinga y Rodrygo por Carvajal, Kroos y Asensio dio más precisión al equipo y provocó un vuelco en el partido que desató la remontada que incendió al Bernabéu.

«Es un estadio que tiene una historia fantástica, de un club con una historia fantástica. Es una noche especial, espectacular. He jugado muchos partidos y no es fácil vivir una noche como la de hoy, inolvidable», analizó Ancelotti en la rueda de prensa posterior al choque.