Deportes

Se retiró en 2019, le pusieron una cadera de metal y ahora vuelve a rugir: el renacimiento de Andy Murray

Ex número uno y campeón de tres Grand Slam, el escocés vive su mejor momento desde que empezara el calvario de su cadera en 2018 | Este jueves se mide a Novak Djokovic en el Mutua Madrid Open

Andy Murray, tenista escocés, celebra un punto en el Mutua Madrid Open

Andy Murray celebra un punto en el Mutua Madrid Open EFE/Juanjo Martín

Andy Murray fue el tenista que más se acercó a Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer. El único que les tuteó durante largos años. Alcanzó de hecho el número uno del mundo, disputó 11 finales de Grand Slam y ganó tres de ellas. Su carrera parecía terminar en 2019, cuando anunció su retirada entre lágrimas, pero se operó dos veces de la cadera y resurgió con una prótesis de titanio. Ahora pelea por recuperar un hueco en la élite del tenis.

El escocés, que cumplirá 35 años el 15 mayo, saltará mañana a la tierra batida del Mutua Madrid Open para disputar uno de los partidos más especiales desde que empezó su calvario con la cadera en 2017. Se enfrentará en octavos de final a Novak Djokovic en lo que será su primer encuentro ante un número uno desde 2016.

«En teoría, tengo cero oportunidades ante él. Es el número uno del mundo y yo tengo una cadera de metal», bromeaba Murray el martes por la noche tras vencer al canadiense Denis Shapovalov en la segunda ronda de Madrid. «Enfrentarme a él es una gran oportunidad para mí para ver cómo está mi tenis».

Andy Murray en la pista de tenis tras ganar una ronda en Madrid
Murray celebra la victoria de la primera ronda en Madrid

Del número uno al puesto 839 del ranking

Campeón del US Open 2012 y de Wimbledon en 2013 y 2016, Andy Murray alcanzó el número uno del ranking ATP el 7 de noviembre de 2016. Era el primer líder de la clasificación que no se llamaba Federer, Nadal o Djokovic desde 2004. Lo mantuvo casi un año, hasta agosto de 2017, cuando la cadera le empezó a dar serios avisos. Llevaba ya siete años con molestias, pero hasta entonces lo había podido sobrellevar.

Se perdió la segunda mitad de la temporada 2017, en enero de 2018 se operó en Australia y reapareció seis meses después sobre la hierba de Queens. Pero la cadera seguía dándole problemas y apenas jugó doce partidos en 2018, entre junio y septiembre. Cayó al puesto 839 del ranking. Y en el inicio de 2019, en una rueda de prensa en Australia, anunció entre lágrimas que su cuerpo decía basta.

 «Me gustaría retirarme en Wimbledon, pero no estoy seguro de que vaya a poder hacerlo. Hay posibilidades de que el Abierto de Australia sea mi último gran torneo», indicó en Melbourne.

Pocos días después volvió a pasar por el quirófano y le pusieron una cadera de titanio. Contra todo pronóstico, reapareció en el circuito en junio de 2019 jugando y ganando el título de dobles de Queen’s junto a Feliciano López. En singles regresó en agosto perdiendo en la primera ronda de Cincinnati. Vivió una semana de ensueño ganando el título de Amberes en octubre.

Pero todo se torció de nuevo. En febrero de 2020 Andy Murray anunció que paraba de nuevo para valorar si pasar de nuevo por el quirófano. Descartada una tercera operación, apenas pudo disputar siete partidos en toda la temporada. En 2021 llegó a jugar 29 partidos, pero sin encontrar el ritmo ni el nivel de antaño. Tras su primera temporada más o menos completa desde 2017, terminó en el puesto 134 del ranking.

2022, la nueva esperanza de Andy Murray

Pero 2022 parece que guarda nuevas alegrías para el escocés: en enero alcanzó la final de Sydney, regresó al top 100 y en el Mutua Madrid Open está de vuelta a unos octavos de Masters 1000 tras casi dos años sin pisar esa ronda. Enfrente tendrá a Djokovic, en lo que será el trigésimo séptimo duelo entre ambos.

«Hemos disputado muchas grandes batallas en algunos de los torneos más importantes. Nos hemos enfrentado en las finales de los cuatro Grand Slam, hemos jugado aquí otra final y no he tenido la oportunidad de enfrentarme a él en mucho tiempo», comentó Murray, que actualmente está en el número 78 del ranking ATP. «No sé si volveré a tener una oportunidad así, por lo que voy a disfrutarlo. Voy a tener una actitud fantástica y voy a darlo todo».

Te puede interesar

Comentar ()