La escaladora iraní Elnaz Rekabi habría sido detenida por el régimen iraní después de que el domingo participase sin hiyab en el Campeonato Asiático de su disciplina en Corea del Sur, como muestra de apoyo a las protestas que sacuden el país por la muerte de la joven Mahsa Amini.

El canal BBC en idioma persa ha informado de que una fuente cercana a la escaladora ha indicado que no han podido ponerse en contacto con Rekabi desde la noche del domingo. Además, las autoridades le habrían requisado el pasaporte y el teléfono a la deportista.

Rekabi habría sido trasladada directamente al Aeropuerto Internacional de Jomeini –dos días antes de la fecha prevista, el miércoles– para llevarla a la prisión de Evin, en Teherán, bajo la orden de la Organización de Inteligencia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, según el portal de noticias Iran Wire.

El citado medio indica que Rejabi habría ingresado al edificio de la Embajada de la República Islámica de Irán en Seúl con la promesa de que la llevarían a su país de vuelta sin ningún problema de seguridad.

Las autoridades habrían retenido también al hermano de la deportista, David Rekabi, con quien se pusieron en contacto los servicios de inteligencia de la Guardia Revolucionaria, tal y como informa Iran Wire.

Las movilizaciones por la muerte de la joven Mahsa Amini han dejado más de 200 muertos en el país, según la organización no gubernamental Iran Human Rights, mientras que Teherán ha acusado a Estados Unidos y otros países occidentales de azuzar las manifestaciones.