El trabajador de una compañía de rehabilitaciones, que se encontraba renovando el techo de uralita de una empresa a 10 metros de altura, murió este martes al caerse en Llinars del Vallès (Barcelona), han informado los Mossos d’Esquadra en un comunicado.

La policía catalana recibió el aviso a las 13.40 horas y en el momento del accidente mortal el trabajador, de 31 años y vecino de Cornellà de Llobregat (Barcelona), no iba atado.

Al lugar se desplazaron los Mossos, dotaciones de los Bombers de la Generalitat y efectivos del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) y los hechos se han puesto en conocimiento del juzgado de instrucción en funciones de guardia y de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat.