La Policía Municipal de Madrid ha detenido a tres personas por agredir a dos camareros de un bar de la calle Montera al no dejarles utilizar el baño del establecimiento por ser de uso exclusivo para clientes, han informado a Europa Press fuentes municipales.

Los hechos sucedieron ayer cuando un agente estaba acompañando a unos transeúntes a un alojamiento cerca de la calle Montera, 32. Allí vio que había una reyerta en la que tres individuos estaban propinando «patadas y puñetazos» a dos camareros. Todo ello porque los agresores pidieron entrar a los aseos del local y los empleados les explicaron que eran de uso exclusivo para clientes y que no podían pasar.

El agente solicitó a uno de los individuos la documentación cuando salio corriendo, pero gracias a la colaboración ciudadana pudo retenerle. A los otros dos, que también huyeron, los consiguió detener otra patrulla de la Policía Municipal. Los tres han sido puestos a disposición judicial.

Por su parte, uno de los camareros presenta contusiones leves y otro golpes por el cuerpo al que han tenido que poner puntos de sutura en el labio.