Un niño de diez años se ha suicidado siguiendo el reto de Jonathan Galindo, un fenómeno viral similar a Momo que atemoriza a los niños pidiéndoles amistad en todas las redes sociales para llevar a cabo desafíos muy peligrosos, informa El Caso. El susodicho suele ir ataviado como si se tratase de un personaje de dibujos animados. «Mamá, papá, os quiero, pero tengo que seguir al hombre de la capucha», fue el mensaje que les dejó el menor a sus padres antes de lanzarse de un onceavo piso.