Un estudiante de la Universidad Estatal de Bowling Green murió después de una novatada realizada en la fraternidad en la que residía. A través de un comunicado, la fraternidad Pi Kappa Alpha, informó sobre el caso y detalló que se trataba de un supuesto incidente con alcohol.

«La Fraternidad Internacional está horrorizada e indignada por este incidente. La Fraternidad tiene una política de tolerancia cero hacia las actividades ilegales, el abuso de sustancias, la intimidación y las novatadas de cualquier tipo», ha detallado Pi Kappa Alpha.

La universidad ha tomado la decisión de suspender temporalmente a la fraternidad mientras se esclarece lo ocurrido. La víctima, Stone Foltz, de 20 años, habría recibido una excesiva cantidad de alcohol, según ha alegado el abogado de la familia, Sean Alto. «Es una tragedia», ha detallado tras precisar que los padres de la víctima están recopilando todos los hechos que llevaron a la prematura muerte de su hijo.

Según han apuntado algunos compañeros, encontraron a Folz el pasado jueves 4 de marzo por las noche tras una fiesta de la fraternidad. Allí habría recibido una novatada y lo llevaron al hospital donde falleció tras encontrarse en estado muy crítico.