Un anuncio de alquiler publicado en el portal de viviendas Idealista pide 380 euros por un estudio de 8 metros cuadrados «sin cédula de habitabilidad» en Barcelona. Los propietarios reconocen que no tiene permiso de habitabilidad pero hacen las exigencias habituales en los alquileres de viviendas en regla y con condiciones mínimas para ser habitables.

En el anuncio se describe que el inmueble está cerca de mercados y supermercados y «con un único ambiente con aseo separado». También señalan que es idóneo «para personas solas». Este anuncio ha desatado las quejas en redes sociales, en las que se pedía que se regule el precio de los alquileres.