Los Bomberos de la Generalitat han dado este domingo por la mañana por perimetrado y «estabilizado» el incendio que quema desde el viernes al mediodía en el Parc Natural del Cap de Creus (Girona).

El jefe de intervención de Bomberos, Santi Lleonart, ha explicado en declaraciones a los medios que la noche del sábado, «plácida y con vientos moderados, ha permitido trabajar en todo el perímetro del incendio» y no ha provocado nuevos focos de fuego.

Sin embargo, ha remarcado que aunque es una situación que permite a los Bomberos hacer un pronóstico favorable y ser optimistas, «es una fase prematura para dar por extinguido el fuego» y que las próximas 12-24 horas serán cruciales para su extinción.

Por su parte, la delegada del Govern en Girona, Laia Cañigueral, ha pedido a los vecinos de la zona evacuados y confinados -especialmente los de Port de la Selva (Girona), uno de los municipios más afectados actualmente por el fuego-que respeten las actuaciones de los bomberos y les ha pedido «paciencia» para volver a sus casas.

Ha avisado de que este será «un verano complicado» por las altas temperaturas y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad colectiva para evitar otros incendios.