Sucesos

Un hombre mata a otro y se suicida al verse acorralado por los Mossos en Tarragona

Agentes de los Mossos d'Esquadra.

Agentes de los Mossos d'Esquadra. EUROPA PRESS

Un hombre ha matado supuestamente a otro en un piso de Tarragona con un arma de fuego con la que, posteriormente, se ha suicidado en la calle al verse acorralado por los Mossos d’Esquadra, que investigan si había alguna relación previa entre ambos.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, los hechos han ocurrido a las 01.54 horas de la pasada madrugada, cuando los Mossos han recibido el aviso de que se habían oído dos disparos en un piso ubicado en la calle Reding de Tarragona.

Cuando los agentes han llegado al piso han encontrado el cadáver de un hombre con un disparo en el pecho y han empezado la búsqueda del posible agresor por la zona, después de que algunos testigos aseguraran que vestía una camiseta de tirantes blancos y pantalón corto de color marrón.

Poco después, los Mossos han localizado al sospechoso en la calle Unió de Tarragona, por lo que le han dado el alto.

En ese momento, según las fuentes, el hombre, al verse acorralado por la policía, se ha levantado la camiseta y ha sacado un arma de fuego, ante lo que los Mossos le han conminado para que dejara la pistola en el suelo y le han apuntado con sus armas reglamentarias.

Según la principal hipótesis con la que trabajan los investigadores, a partir del relato de los agentes que han intervenido y de los testigos, el hombre se ha suicidado entonces de un tiro en la cabeza.

Inmediatamente después, un agente de la brigada ARRO de los Mossos d’Esquadra ha efectuado un disparo al aire.

Estos hechos han sido presenciados por tres personas que estaban sentadas en un banco de la calle, una de las cuales se ha acercado al sospechoso, después de que éste se disparara a la cabeza, y ha hecho el gesto de que cogía el arma, por lo que los Mossos le han pedido que dejara la pistola en el suelo.

Entonces, el testigo ha salido corriendo y se ha resguardado tras un contenedor, lo que ha llevado a los agentes a disparar un tiro al depósito de basuras, sin herir a la persona.

Al oír el disparo, este testigo se ha tirado finalmente al suelo y ha sido reducido por los policías, que lo han cacheado sin encontrar ninguna arma, lo que ha permitido confirmar que no había cogido la pistola del agresor.

Las mismas fuentes han añadido que este hombre, al que consideran testigo de los hechos junto a las otras dos personas que estaban sentadas en el banco, ha declarado a los policías que se ha levantado y ha corrido hacia el agresor al verle caer al suelo porque lo conocía y le quería ayudar.

En el marco de su investigación, que se encuentra bajo secreto de sumario, los Mossos indagan si había alguna relación entre el supuesto autor del crimen y la víctima.

Te puede interesar

Comentar ()