Gente | Sucesos

Muere en un accidente de tráfico en Suecia Lars Vilks, autor de una polémica caricatura de Mahoma

Protestas en Irán contra las nuevas caricaturas de Mahoma en Charlie Hebdo.

Protestas en Irán contra las nuevas caricaturas de Mahoma en Charlie Hebdo. EFE

El caricaturista sueco Lars Vilks, quien se encontraba bajo protección policial tras las amenazas recibidas a raíz de la publicación de caricaturas de Mahoma, falleció el domingo en un accidente de tráfico en Markaryd (sur), según ha confirmado su familia al diario local ‘Dagens Nyheter’.

La Policía sueca ha indicado en un comunicado que un vehículo policial en el que viajaban Vilks y dos agentes colisionó con un camión en los alrededores de Markaryd, tras lo que se incendiaron, suceso que se saldó con la muerte de los tres ocupantes del vehículo.

«Una persona protegida y dos agentes del Grupo de Protección Personal en la región Sur viajaban en el vehículo policial», ha señalado, antes de apuntar que «por el momento no está claro cómo tuvo lugar el accidente» y agregar que «no hay nada que sugiera que alguien más estuvo implicado».

«Los familiares de los implicados han sido informados. El conductor del camión ha sido evacuado en ambulancia a un hospital, donde está recibiendo atención médica», ha subrayado en su comunicado, publicado a través de su página web.

El jefe de la Policía sueca, Anders Thornberg, ha mostrado sus condolencias a los familiares de las víctimas, mientras que la jefa de la Policía regional, Carina Persson, ha dicho que «el hecho de que las vidas de la persona a la que había que proteger y las de dos colegas terminen en esta tragedia es tremendamente triste».

Vilks, de 75 años, vivía bajo protección policial tras recibir amenazas por una caricatura de un perro con la cabeza de Mahoma publicada en 2007. Poco después, Al Qaeda en Irak (AQI) ofreció una recompensa de 100.000 dólares (cerca de 86.165 euros) por su asesinato.

El caricaturista se encontraba en 2015 en un debate sobre libertad de expresión en Copenhague que fue objetivo de un atentado que se saldó con la muerte del documentalista Finn Norgaard. El atacante mató posteriormente al guardia de una sinagoga, antes de perder la vida en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Te puede interesar

Comentar ()