Más de 216.000 menores fueron víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica en Francia desde 1950, según un informe revelado este martes por Jean-Marc Sauvé, presidente de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase).

Sacerdotes y religiosos abusaron de 216.000 menores en Francia entre 1950 y 2020, si bien la cifra ascendería a 330.000 si se tiene en cuenta a los laicos que trabajaron en las instituciones religiosas, ha precisado Sauvé durante la presentación de este informe.

Los abusos tuvieron un «carácter sistémico» y la Iglesia católica francesa mantuvo una «cruel indiferencia» con las víctimas, según la comisión investigadora.

En una entrevista con el periódico francés Le JDD, Sauvé precisó que «dos tercios son sacerdotes diocesanos»: «Pedimos a los obispos y a los superiores que transmitieran nuestro deseo de escuchar a los abusadores», añadió.