Una treintena de coches han quedado atrapados en la carretera este domingo por la nieve caída en Toses (Girona) y Castellar de n’Hug (Barcelona), según ha informado Protección Civil, vehículos que finalmente han podido seguir su ruta tras el trabajo de las máquinas quitanieves en las vías afectadas.

La nieve afecta este domingo, sobre todo, al Alt Pirineu y a la Vall d’Aran, y se espera que continúe cayendo en el Pirineo y Prepirineo en las próximas horas.

Como consecuencia de estas precipitaciones, está cerrada al tráfico la carretera BV-4024, de Bagà-Coll de Pal (Barcelona), así como la BV-4031, en Castellar de N’ Hug (Barcelona); la GIV-4016, en Toses (Girona); y la C-28, en Naut Aran entre Vaquèira, La Peülla y puerto de la Bonaigua (Lleida), según el Servei Català de Trànsit.

Es necesario el uso de cadenas en la carretera en la carretera C-142-b, en Naut Aran (Lleida); la C-147, de Esterri a Alós d’ Isil (Lleida); la C-28, en Esterri d’Àneu (Lleida); la C-28z, en València d’Àneu (Lleida), en la L-500, en Vall de Boí (Lleida); en la L-501, en la Vall de Boí-Taüll (Lleida), y en la Nacional N-141, a su paso por Bossòst (Lleida).

También hay que usar cadenas en la N-260, en Montferrer y el Port del Cantó (Lleida), tramo en el que también está restringido el paso a los vehículos pesados.

El paso es restringido, igualmente, para estos vehículos pesados en la N-230, entre Vilaller y Vielha (Lleida).

Ante este episodio de nieve, Protección Civil ha recomendado consultar el estado de las carreteras antes de iniciar cualquier desplazamiento, así como llevar en el vehículo cadenas, el depósito de combustible lleno, mantas, comida y el teléfono móvil cargado.