Una bebé de 15 meses murió este domingo asfixiada tras atragantarse con un fruto seco en Villena (Alicante). A pesar de que los padres llevaron de manera inmediata a la menor a Urgencias del Centro Sanitario Integrado (CSI), los sanitarios no consiguieron reanimarla a tiempo.

Los facultativos habían previsto trasladar a la bebé al Hospital, aunque fue imposible dado que llegó al CSI casi sin constantes vitales y falleció instantes después de su entrada, según han informado fuentes sanitarias a Europa Press.

Los hechos ocurrieron durante una comida familiar, cuando la menor aprovechó un descuido de los progenitores para introducirse un fruto seco en la boca.

Fue entonces cuando comenzó a dar los primeros síntomas de asfixia, momento en que decidieron acudir a Urgencias, tal y como ha adelantado ‘Información’, donde a los sanitarios les fue imposible reanimarla.