La última vez que se supo algo de Jessica Marín Rivero y de su hijo Antonio Gabarri Marín fue el 13 de diciembre de 2022 en Almassora, Castellón. La desaparecida es una joven de 25 años de complexión delgada y con el pelo moreno. Su hijo de 2 años es de complexión delgada y tiene el pelo rapado.

Desde la Asociación SOS Desaparecidos han pedido colaboración ciudadana para dar con su paradero. En redes sociales han difundido una fotografía de la joven desaparecida y de su hijo para facilitar su posible localización. Según los familiares, la joven padece una discapacidad psíquica y su marcha habría sido «voluntaria».

Según ha publicado Antena 3, los miembros de la familia paterna destacan que la mujer «se llevó consigo la documentación y el móvil. Pudimos contactar con ella por vía telefónica, pero no nos dice dónde está y no sabemos nada del niño».