El policía nacional, que ha sido agredido este sábado cuando intervenía en un presunto caso de violencia de género en Valladolid, evoluciona favorablemente y ya se encuentra en planta del Hospital Universitario Río Hortega de la ciudad, según fuentes consultadas por Europa Press.

El varón, de 46 años, ha podido incluso recibir la visita de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y del jefe superior de la Policía Nacional, Juan José Campesinos, a quienes ha mostrado su «buen ánimo» por haber «cumplido su deber» al encontrarse en buen estado la mujer y los hijos del presunto agresor, al tiempo que también ha recibido la llamada del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

El agresor, por su parte, se encuentra detenido y hospitalizado en el Hospital Clínico de Valladolid.

El suceso se ha producido en una intervención ante un aviso de comisión de un delito de violencia de género, a la que, según han precisado fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla y León, se han acercado tres patrullas, después de recibir una llamada el Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control (CIMACC) sobre las 12.30 horas en el que se denunciaba este delito.

Hasta el lugar, se desplazaron las tres patrullas con siete agentes, quienes intentaron mediar desde fuera con el varón, de 47 años y con antecedentes, según fuentes de la investigación consultadas por Europa Press.

En el lugar, salieron en primer lugar dos niños de corta edad y cuando el denunciado salía después con su mujer y con los policías que iban a detenerlo, el hombre atacó con una navaja a un agente en el portal de la vivienda y le provocó lesiones de gravedad en la cara por cortes y golpes.