Sociedad | Sucesos

La madre de Castro Urdiales fue asesinada en la cocina de su casa

Un coche de la Guardia Civil frente a la vivienda donde han hallado el cuerpo sin vida de una mujer en Castro Urdiales, Cantabria (España). Europa Press

La mujer de Castro Urdiales (Cantabria), encontrada muerta con signos de violencia en su coche la noche del miércoles, fue asesinada en la cocina de su chalé, según han confirmado fuentes cercanas a la investigación.

Los hijos menores de la víctima, detenidos en relación con el caso, trasladaron el cuerpo al garaje del domicilio, ubicado en el sótano. La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Santander, actuando como juzgado de guardia, ha ordenado el internamiento en régimen cerrado durante seis meses del hijo mayor, de 15 años.

Fue la abuela de los menores la que avisó a la Guardia Civil de que los niños la habían llamado hablando de un secuestro, por lo que agentes del instituto armado acudieron al chalé del barrio Brazomar, de Castro Urdiales, donde reside la fallecida, su esposo y sus dos hijos, adoptados por la pareja en Rusia.

Sobre las 21.00 horas, cuando la Guardia Civil llegó a la casa comprobó que el coche de la familia estaba empotrado contra el garaje y en su interior se encontraba la madre, Silvia L.G, de 48 años, natural de Vizcaya, pero residente con su marido desde hace años en Castro Urdiales.

El cuerpo sin vida de Silvia estaba en el asiento de atrás del vehículo, desnudo, maniatado de pies y manos, con una bolsa en la cabeza y con, "al menos", una cuchillada en el cuello, según han precisado a EFE las mismas fuentes.

La investigación llevada a cabo en el chalé de la familia indica que la mujer fue asesinada en la cocina y su cuerpo trasladado al sótano, que hace de garaje y donde se encontraba el vehículo en el que fue localizado.

Tras encontrar el cadáver, la Guardia Civil comenzó a buscar a los hijos de la mujer, de 13 y 15 años, que fueron localizados pasadas las 2.30 horas de la madrugada de este jueves en una zona no muy alejada de su casa, en el parque Cotolino.

El menor de 13 años fue trasladado a un centro de menores del Gobierno de Cantabria, ya que es inimputable, mientras que su hermano, de 15, ha declarado ante la Fiscalía de Menores, que ha elaborado un informe para el juez, que ha decretado el internamiento durante seis meses.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Descanse en paz esa señora pero esto es consecuencia de la política educativa del Sanchismo y de su orden de prioridades.