Empiezo a reciclar figurantes de funeral a boda. Si no arranco, no vamos a llegar”. El Convento de los Menores de Segovia se ha transformado en un inmenso camerino por el que pululan cientos de personas. Entre burros repletos de ropajes medievales, perfectamente clasificados ante un caos aparente, los actores (en Segovia ruedan Aitor Luna, Michelle Jener, Silvia Abascal y José María Pou) y los 150 figurantes se pasean vestidos de judíos o nobles. Esperan órdenes de producción mientras se dejan llevar, como muñecos, de la mano del equipo de maquillaje al de vestuario. Según la ropa que les toque irán de boda o de funeral. Esta semana, el rodaje de La catedral del mar ha aterrizado en Segovia para grabar, entre otras, dos de las escenas cruciales de la historia: la boda de Arnau (Aitor Luna) con Elionor (Silvia Abascal) y el funeral de uno de los personajes.

Producida por Atresmedia Series, Televisió de Catalunya y Diagonal TV, el equipo de la serie basada en la novela homónima de Ildefonso Falcones, que ha vendido más de 6 millones de ejemplares y se ha publicado en más de 40 países, lleva desde el pasado 26 de agosto viajando por toda España. Así hasta diciembre. Y es que la historia lo requiere. En realidad están rodando una película fraccionada en ocho episodios con la dificultad que ello conlleva.

El rodaje de ‘La catedral del mar’ cuenta con un presupuesto de 12 millones de euros

De hecho, presumen de contar con un presupuesto de 12 millones de euros, el más alto registrado en España “en esta segunda oleada”, como apostilla su director Jordi Frades. “No te olvides de series como Cañas y barro, La barraca, Juncal o Curro Jiménez. Hubo un tiempo en el que en España se manejaban presupuestos mucho más altos que el nuestro”, matiza. “Hemos procurado ser fieles al libro y en él hay más exteriores que interiores, hay poco diálogo, todo es muy visual”. Una de las claves para conseguir una financiación de este nivel ha sido la entrada de Netflix en la producción; la emitirán a nivel internacional en su plataforma una vez que haya pasado por Antena 3.

No es noticia que en un rodaje todo debe encajar perfectamente, tanto como los engranajes de un reloj. Probablemente, la dificultad de éste sea el traslado del vestuario. Es ahí donde la labor de producción es primordial porque tienen entre manos una historia que cuenta con 150 personajes y más de 4.000 figurantes. El equipo va a permanecer unas escasas 48 horas en Segovia, de ahí, a Sos del Rey Católico, Toledo y Madrid. “Cada vez que cambiamos de set tenemos que trasladar la ropa en siete camiones donde no se nos puede olvidar ni un pendiente, porque a pesar de ser una serie estamos rodando de manera desordenada como si fuera una película de ocho horas”, explica Pepe Reyes, responsable del vestuario.

La catedral del mar

Aitor Luna y Silvia Abascal, en una escena de ‘La catedral del Mar’.

Inevitablemente, la historia transita paralela a la de Los pilares de la tierra, dos bestsellers muy parecidos que cuentan con una adaptación televisiva como miniserie. Para Frades, lo único en lo que coinciden es en que “ambas historias transcurren alrededor de la construcción de una catedral, no tiene nada más en común”. “La catedral del mar es una historia de venganza, amor y traición en una época histórica marcada por la intolerancia religiosa y la segregación social”. El protagonista es Arnau, un hombre pobre cuya vida transcurre paralela a la construcción de la iglesia del título y que estará marcada por las mujeres.

No hace mucho que Los pilares dio el salto a la televisión de la mano de Ridley Scott, de hecho ya ha sido emitida en Cuatro. “Nosotros no tenemos ni la cuarta parte de presupuesto que el que tenían en Los pilares. La catedral es una metáfora de lo que está viviendo el personaje, pero no se cuenta cómo se construye”, matiza.

El equipo técnico es el mismo que participó en el rodaje de ‘Isabel’

Michelle Jenner, que se encuentra como en casa ya que el equipo técnico es el mismo con el que rodó Isabel, se pasea por el convento con la elegancia que otorga el lucir un traje medieval. Bromea con la idea de especializarse en historias de época. “Eso me dicen todos, pero ahora he dejado la corona y me voy con la plebe, soy una más”.

Además del complicado rodaje, La catedral del mar tiene también una labor muy dura de posproducción. “Tenemos que recrear la construcción de la basílica de manera digital y muchas otras cosas más”, explica Frades.

Los responsables de programación de Antena 3 no especifican la fecha en la que tienen pensado emitir la serie pero, dada la exigencia de Netflix, se puede asegurar que será antes de junio de 2018. De momento, lo único que está claro es que el equipo debe entregar el producto acabado en mayo de 2017.

Ildefonso Falcones no ha participado en la adaptación de la historia, que es fruto del trabajo de Rodolf Sirera, Antonio Onetti y Sergio Barrejón, y tampoco ha presionado para la formación del cásting. Sí apoyó al equipo en la presentación del rodaje, donde confesó que “la verá como un espectador más”.

Aitor Luna y Michelle Jenner posan con Ildefonso Falcones.

Aitor Luna y Michelle Jenner posan con Ildefonso Falcones.