La organización yihadista Estado Islámico ha destruido parte del teatro romano de la ciudad antigua de Palmira, en Siria, según imágenes vía satélite del medio local Palmyra Monitor y corroboradas por la televisión y la agencia oficial siria, tal y como informa Europa Press.

Según las imágenes, los yihadistas han arrasado tanto el proscenio como la escena del teatro, así como el histórico Tetrápilo de la ciudad, un monumento típico de la arquitectura romana, situado a escasos metros. Desde que volviera a arrebatar la ciudad a las fuerzas sirias, el IS usó el teatro para ejecutar al menos a 25 combatientes leales a Asad, según la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Hace dos días, las fuerzas rusas confirmaban que las milicias de Estado Islámico habían iniciado una operación para trasladar «una gran cantidad de explosivos» a puntos históricos de la ciudad, elegida como Patrimonio de la Humanidad en 1980, para destruir sus monumentos, según el jefe del Directorio para Operaciones del Estado Mayor del Ejército ruso, el general Sergei Rudskoy, a la agencia de noticias RIA Novosti.