El pasado viernes el mundo se estremeció al conocer el contenido de los papeles que Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, firmaba ante la atónita mirada internacional. Tras la orden ejecutiva para construir el muro en la frontera con México, el magnate prohibía la entrada a EEUU de todos aquellos ciudadanos procedentes de países con mayoría musulmana.

Las consecuencias de estas medidas no tardaron en sentirse en el mundo del cine. El iraní Asghar Farhadi, nominado a un Oscar por su película El viajante, no podrá asistir a la gala que se celebra en febrero. También tienen prohibido poner un pie en la mayor potencia mundial, al menos durante los próximos 90 días, varios actores de su película.

En este contexto, El Independiente analiza los premiados en las secciones de películas extranjeras de los diferentes galardones europeos y  americanos.

Premios Goya

El sábado por la noche, en la ceremonia de los Premios Goya, dos de los bustos que se entregarán viajarán más allá de las fronteras españolas. Serán el premio a la mejor película iberoamericana y mejor película europea.

En las últimas ediciones, la primera categoría ha contado con una pequeña dictadura argentina. Los dos últimos nombres que aparecen en el palmarés son de dicho país, gracias a El Clan Pablo y la aclamada Relatos Salvajes. Las películas argentinas han resultado ganadoras en hasta 17 ocasiones.

[infogram id=»037a7912-3177-405b-bf4b-6dde0725947f» prefix=»8St» format=»interactive» title=»Goya a la mejor película extranjera»]

Para encontrar una cinta con otra bandera procedente del continente latinoamericano hay que viajar hasta 2014, cuando el premio se lo llevó el largometraje titulado Azul y no tan rosa, que se presentó a la competición luciendo los colores de Venezuela.

El último premio a la mejor producción del Viejo Continente fue a parar a Francia y recayó en una película francesa titulada Mustang. El filme galo sucedió en la lista de los ganadores de este premio a la polaca Ida.

Al hablar del cine europeo, Francia, Alemania e Italia se llevan la palma en los Goya. Desde Amélie a Full Monty, los galardones españoles han premiado grandes éxitos de taquilla.

Premiados en Reino Unido

Los premios Bafta son los máximos galardones que entrega la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión. Entre los premios que se entregan en la gala está el de mejor película de habla no inglesa.

Entre los últimos galardonados con este reconocimiento se encuentran varios filmes latinos. El año pasado se lo llevó, por ejemplo, la cinta argentina Relatos Salvajes, que poco menos que arrasó allá donde presentó batalla.

[infogram id=»9697d135-a4a3-4044-a682-abb8d951003a» prefix=»sBn» format=»interactive» title=»Premios BAFTA a la mejor película de habla no inglesa»]

El cine español tiene que tirar de uno de sus pesos pesados para aparecer en el histórico palmarés de estos premios. El año 2012 fue muy bueno para La piel que habito, una de las últimas producciones dirigidas por Pedro Almodóvar, y acabó alzándose con este premio.

Desde entonces, los reconocimientos han recaído en Ida, un filme con bandera polaca, y en La Gran Belleza, que representaba a Italia.

Triunfadores en Hollywood

La meca del cine también reconoce cada año a las mejores producciones de fuera de sus fronteras. En la ceremonia por antonomasia del cine mundial, que suele reunir a lo más granado del séptimo arte, cada año se lleva la preciada estatuilla una película de habla no inglesa.

El último premiado, a falta de saber quién es el sucesor en la gala que tendrá lugar a finales del mes de febrero, es la cinta húngara titulada Hijo de Saúl. En 2015, ya se lo había llevado la polaca Ida.

[infogram id=»a6508374-c53d-43d7-9bff-a646c02ccbe1″ prefix=»AVI» format=»interactive» title=»Óscar a la mejor película de habla no inglesa desde 1980″]

Desde el año 2000 hasta dos estatuillas han viajado a España. La primera, dentro de ese periodo de tiempo, la trajo en su maleta Pedro Almodóvar por su trabajo en Todo sobre mi madre, que fue un verdadero éxito de crítica y de público. Cinco años más tarde tomaría su relevo un joven Alejandro Amenábar, que contó de forma brillante la historia de Ramón Sampedro, interpretado por Javier Bardem, en su cinta Mar Adentro.

Dominio americano en Francia

La influencia de las películas llegadas desde Estados Unidos es muy grande dentro de los premios César, que entrega la Academia de cine francés dentro de su reconocimiento a las cintas extranjeras.

Los últimos premios dentro de esa categoría se los han llevado las grandes producciones de Hollywood, como Birdman, Argo, La Red Social o Pequeña Miss Sunshine. El galardón del año pasado se lo llevó Alejandro González Iñárritu por su trabajo en la primera de ellas.

[infogram id=»38786b51-1c62-499b-95da-2672850e04f3″ prefix=»XtF» format=»interactive» title=»Los premios César a mejor película extranjera»]

La última vez que nuestros vecinos premiaron una cinta con bandera española fue para reconocer el trabajo del internacional Pedro Almodóvar por Todo sobre mi madre, que acumuló reconocimientos en casi todos los países en los que fue nominada.

Este sábado, las estrellas del firmamento cinematográfico español desfilarán por la alfombra roja compartiendo flashes y protagonismo con otros muchos talentos llegados desde más allá de nuestras fronteras. Y algunos se llevarán uno de los cabezones a casa. Esperemos que no se les olvide en el taxi camino del aeropuerto.