Gustav Metzger, Yoko Ono, Joan Henández Pijuan, Esther Ferrer y Joan Miro son los protagonista de Autogestión, la muestra que acaba de presentar la Fundación Joan Miró de Barcelona y con la que pretende indagar en el do it yourself que comenzó en los años 60 y se mantiene en la actualidad. «Se trata de actitudes y posicionamientos autogestionados de artistas contemporáneos que hicieron su propio relato para velar por la autoridad de su obra», asegura el comisario Antonio Ortega.

«Esta muestra también es un intento por comprender el arte reciente y constatar la vigencia de estas dinámicas», añaden desde la Fundación. La exposición que permanecerá abierta hasta el 21 de mayo y comienza con el cubo blanco de American Dino de Francois Curlet. De este icono a un conjunto de obras que pretenden mostrar «una gestualidad propia que contrasta con las dinámicas del mercado» y que se desmarcan de los conceptos de autorefinanciación y precarización, aunque actualmente podríamos relacionarlo con el abaratamiento de los costes y las crisis institucionales que llevan años azotando nuestras sociedades.

Autogestión es poder

«Muchas iniciativas recientes se han adaptado a este escenario para mantener su actividad cultural asumiendo un elevado valor de riesgo y un claro compromiso con su tiempo», añaden. Un riesgo que se corre al no permitir la interpretación externa, a gobernar de forma absoluta sobre cada una de sus obra. Esta exposición presenta así un conjunto de artistas que desde hace más de cuatro décadas han luchado para «recuperar la autoridad sobre su relato», para que su voz se personifique con fuerza.

Para mantener este espíritu la Fundación Joan Miró ha querido que el catálogo también sea un do it yourself. Sin tapas, es el folleto que reparten para la visita la que sirve para completar el libro y para que el espectador también se sienta parte de esta filosofía.