El grupo de humor y música, Les Luthiers, ha sido galardonado con el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Los argentinos han sido elegidos por el jurado entre las 28 candidaturas presentadas para esta edición, entre las que se encontraban Francisco José Ayala, biólogo especialista en evolución, y los directores del New York Times y el Washington Post, Arthurs Ochs Sulzberger y Martin Baron. Según el jurado, el grupo es un «espejo crítico y un referente de libertad en la sociedad contemporánea».

Como ha indicado su director, Víctor García de la Concha, en el acta, se trata de «uno de los principales comunicadores de la cultura iberoamericana desde la creación artística y el humor». A lo que ha añadido que «su original tratamiento del lenguaje, de los instrumentos musicales y de la acción escénica atrae a cientos de miles de espectadores de todas las generaciones, que han convertido a Les Luthiers en un espejo crítico y en un referente de libertad en la sociedad contemporánea».

Les Luthiers, que cumplió 50 años el pasado mes de abril, sigue compuesto por la mayoría de sus padres fundadores, Carlos López Puccio, Carlos Núñez Cortés, Jorge Maronna y Marcos Mundstock, y hace dos años se les unieron Horacio Tato Turano y Martín O’Connor. En mismo año que falleció uno de sus miembros, Daniel Rabinovich, a los 71 años por una enfermedad cardiáca.

El grupo saltó a los escenarios a finales de los sesenta y en poco tiempo se hizo con el público latinoamericano. Desde su inicios han compuesto más de 170 canciones, ya que son ellos mismos los que se encargan de producir el texto y la música de cada uno de sus espectáculos, de los que ya llevan más de 4000 por todo el mundo.

Les Luthiers en una de sus funciones, en 2011.

Les Luthiers en una de sus funciones, en 2011.

Su nombre, traducido al francés, hace referencia a los instrumentos de cuerda. El grupo se caracteriza por fabricarlos a través de objetos poco comunes, como latas, globos o tubos de cartón. Su primer instrumento fue creado por uno de sus fundadores, que murió de leucemia al poco tiempo de crearse el grupo. Se trataba de un tubo rodante, y a día de hoy siguen utilizándolo en los escenarios.

Este premio Princesa de Asturias se suma a su premio Grammy Latino especial a la Excelencia Musical  y la Orden de Isabel la Católica por su trayectoria. El de Comunicación y Humanidades ha sido el segundo premio en fallarse este año de los ocho que concede la Fundación, después de que la semana pasada se hiciese con el de las Artes el polifacético creador sudafricano William Kentridge.

Tras recibir el premio, el grupo ha mandado un comunicado. «¡Gracias, gracias, gracias! Este premio, es una de las pocas cosas en toda nuestra historia, ahora podemos confesarlo sin rubor, que soñábamos con ganar», han asegurado.

Jurado y ediciones anteriores

El jurado ha estado integrado por José Antonio Álvarez Gundín, Luis María Anson Oliart, Santiago González Suárez, Carmen Iglesias Cano, Emilio Lledó Íñigo, Emilio Morenatti Fernández, Benigno Pendás García, Fernando Rodríguez Lafuente, Diana Sorensen, José Antonio Vera Gil, Alberto Edgardo Barbieri, Juan Barja de Quiroga Losada, César Bona García, Adela Cortina Orts, Taciana Fisac Badell, Carlos Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, duque de Alba, Víctor García de la Concha,  Alberto Anaut González.

El jurado del premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

El jurado del premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

En ediciones anteriores se han visto galardonados nombres tan sonados como el de la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz, Emilio Lledó, ‘Quino’, el creador de videojuegos Shigeru Miyamoto o The Roya Society. Cada Premio Princesa de Asturias está dotado con la reproducción de una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia que tradicionalmente entrega el rey Felipe en una gala que se celebra en octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo.