La principal polémica de la última edición del Festival de Cannes la ha protagonizado Pedro Almodóvar, con sus críticas a Netflix y el papel que juega la plataforma dentro del mundo del cine después de que dos de sus películas entraran en la selección del festival. La revista especializada Fotogramas ha publicado hoy una información en la que asegura que el director manchego habría cerrado un acuerdo con la plataforma para dirigir una serie. Pero un comunicado emitido desde su productora desmiente con «rotundidad la información aparecida» en la publicación.

Almodóvar ha reconocido en algunas ocasiones que ha sido contactado por las plataformas televisivas para que se hiciera cargo de una serie, como ya han hecho otros realizadores como Alberto Rodríguez en Movistar. Pese a que estaba reticente al principio, parece que ha terminado por dar el sí a una trama con un guión muy a su estilo.

Críticas en Cannes

Durante el festival celebrado en la costa francesa el manchego se despachó a gusto contra Netflix, por cómo hace llegar la plataforma sus películas al público. «La pantalla en la que vemos una película por primera vez no puede ser parte de nuestro mobiliario, sino que nosotros tenemos que ser diminutos para estar dentro de la película que te captura», afirmó Almodóvar en la presentación ante la prensa de la cita.

El presidente del jurado de Cannes se refería a las dos cintas que entraron a concurso y que llevaban el sello de la compañía californiana, The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach, y Okja, de Bong Joon-Ho. Ambas competían por la Palma de Oro con el respaldo de crítica y público.

Netflix respondió a las palabras del realizador español a través de su director de contenidos, Ted Sarandos, que puso a enfriar la polémica y se dedicó a alabar la visión romántica del cine de Almodóvar, aunque sí explicó que «siempre será mejor ver cine en una pantalla pequeña que no verlo en absoluto».