El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (Macba) se ha llenado de arte minimalista en una exposición que conmemora los 30 años de la Fundación Macba, en el marco de un relato que reflexiona sobre lo que subyace «bajo la piel de la obra de arte», ha explicado la comisaria Antònia Maria Perelló.  «Bajo la apariencia del arte contemporáneo suele haber un mensaje profundo», ha reivindicado la comisaria en la presentación de la exposición Bajo la superficie, la muestra número 33 de la Colección Macba,  integrada por 6.000 obras y adquirida a través de la fundación.

Los artistas Ignasi Aballí, Doris Salcedo, Jean Dubuffet, Félix González-Torres, Sigalit Landau, Rita McBride, Perejaume, Michelangelo Pistoletto, Robert Rauschenberg, Antoni Tàpies, Dieter Roth, Art & Language, Karla Blach, Lucio Fontana, Jordi Colomer, Ángela de la Cruz y Dora García son algunos de los artistas representados en el relato.

Una variación de El gran error de Aballí hecha expresamente para esta muestra abre el recorrido, y, en ella, se puede ver la representación de obras irreconocibles de la colección, así como el mítico ‘Cuadrado negro’ de Kazimir Málevich, todas ellas tachadas con típex en un mensaje de «subversión» respecto a maestros del arte.

El debate sobre la capacidad del arte de reproducir la realidad, que empezó con los griegos, sigue en la contemporaneidad mostrada por la exposición que pone a dialogar el arte abstracto de Aballí con el informalismo de Lucio Fontana y Antoni Tàpies, que no reproducían la realidad, sino que la creaban.

Los pigmentos de la pintura saltan del cuadro para convertirse en parte de una escultura de Karla Black, que se puede ver por primera vez en el Macba, al lado de una obra de Ángela de la Cruz, que destroza pinturas convencionales «con rabia y como experiencia de su yo interior».

Para reflejar la realidad de la forma más figurativa posible el colectivo Art&Language y el artista Michelangelo Pistoletto firman sendas obras en que se sustituyen las telas por espejos, y en el caso del italiano se hace a gran tamaño y con un marco policramado dorado. Precisamente una de las salas del recorrido cuenta con el oro como ‘leitmotiv’ como «anhelo de la perfección», pero también como metáfora de su alto componente venenoso como material de trabajo, ha destacado la comisaria, que ha citado las obras de Dora García, Félix González-Torres y James Lee Byars.

Más peso a la colección

La presidenta de la Fundación Macba, Ainhoa Grandes, ha celebrado el aniversario, y ha avanzado la intención del museo de dar más protagonismo a su colección, ante lo que la comisaria ha explicado que se proponen mostrar de forma estable su colección a partir del otoño de 2018.

Sujetos a la posible ampliación del museo con la conquista de una capilla situada en la calle Valldonzella –un proyecto parado por falta de recursos–, el museo se plantea mostrar iconos de la colección en una exposición, a la que se podrían unir propuestas temporales complementarias.