El músico y actor Johnny Hallyday ha muerto en la madruga de este miércoles a causa de un cáncer de pulmón. Hallyday llevaba un año luchando contra la enfermedad. La noticia de su fallecimiento la ha dado su mujer a través de la agencia de noticias France Press.

“Johnny Hallyday se ha ido. Escribo estas palabras sin creérmelo. Y sin embargo es así. Mi marido ya no está. Nos deja esta noche como vivió a lo largo de su vida, con valentía y dignidad”, han sido las palabras que ha enviado en un comunicado. La muerte se produjo en su casa de Marnes-la-Coquette, al oeste de París, adonde había sido trasladado desde una clínica parisina en la que había estado internado seis días. El 17 de noviembre pasado, fue ingresado de urgencia por una insuficiencia respiratoria relacionada con su dolencia. Durante su ingreso, Hallyday recibió una nueva sesión de quimioterapia.

El Elvis francés

Hallyday, nacido en París el 15 de junio de 1943, de padre belga y madre francesa, fue un auténtico fenómeno de masas que publicó un centenar de discos a lo largo de una carrera de 57 años en la que muchas de sus canciones alcanzaron grandes éxitos. Conocido como el Elvis francés, a Johnny Hallyday en Francia siempre le compararon y admiraron como si del mismo Elvis Presley se tratara. El padre del rock and roll francés y del twist, ganó 18 discos de platino desde que en 1960 publicó su primer sencillo y su primer álbum, titulado, Hello Johnny.

Entre sus temas de rock and roll figuran títulos como Rester vivant, O Carole o Noir c’est noir, la versión francesa del Black is black de Los Bravos. En sus conciertos no faltaban, Requiem pour un fou, uno de sus himnos, o la lírica J’ai pleuré sur ma guitare, con canciones rockeras como Au Café de l’Avenir, Oh! ma jolie Sarah, Gabrielle, La fille de l’été dernier, o temas más poperos como Quelque chose de Tennessee o country como De l’amour.