El título de la Europa League ya está en el bolsillo del Atlético de Madrid. El equipo colchonero se ha impuesto con holgura al Olympique de Marsella en la final de Lyon, impulsado por un brillante Antoine Griezmann. El francés ha sido el autor de dos de los goles que han dado la victoria al club madrileño frente al galo, incapaz de anotar ningún tanto. Gabi ha sentenciado en el minuto 89 con un tercer gol.

El conjunto madrileño se ha hecho así con su tercera Europa League y el sexto título europeo de su historia. Fernando Torres, eterno emblema atlético, ha podido despedirse con un nuevo trofeo en sus vitrinas, y además uno particularmente grande: la copa pesa 15 kilos.

Después de la eliminación en Champions League, Gabi, capitán del Atlético, afirmó que la Europa League, en comparación con la primera competición internacional, “parecía una mierda”. Meses después, el conjunto colchonero ha conquistado Lyon y se ha impuesto al Olympique de Marsella para hacerse con otro título europeo.

En su quinta final europea desde el año 2010, la tercera de Europa League, el conjunto de Diego Pablo Simeone, en la grada por sanción, ha vuelto a hacerse con el torneo con el que comenzó su era dorada, en la que Griezmann y Costa han reverdecido los laureles que primero conquistaron Forlán y Agüero.

Tras unos cuartos de final muy ajustados contra el Sporting de Portugal y unas semifinales igualmente exigentes frente al Arsenal, el Atlético ha sido capaz de superar al Olympique de Marsella en la gran final.

El equipo rojiblanco ha aparcado la polémica que rodea al delantero francés, cuyo pueblo natal está a 45 kilómetros de Lyon, y se ha hecho con un nuevo título, posiblemente el último con el equipo del Manzanares antes de poner rumbo a Barcelona. De confirmarse, al menos dejará el Atlético con un nuevo título bajo el brazo.