El sake ya no es una bebida confinada a los restaurantes japoneses. El tradicional licor japonés se está abriendo paso también en la carta de los restaurantes españoles. Luis Andoni fue pionero por incluirlo en su carta. Incluso Ferrán Adriá ha jugueteado más veces con el sake, una bebida que despierta cada vez más interés entre los chef en búsqueda de nuevos maridajes.

Para conquistar España, tierra de vinos, amante de los cócteles y acostumbrada a la cerveza, el sake tendrá que salir de la sobremesa para acercares a las puertas principales de la comida. «La idea del sake como chupito peleón ya se está acabando”, dice a El Independiente Roger Ortuño, catador de sake y responsable del blog Comer Japonés. “Lentamente está penetrando en mercado español y se está haciendo valer por sus propias cualidades y no como ingrediente de cóctel”.



Vídeo: G. M. Piantadosi

 

Qué es el sake?

El sake se elabora a partir de la fermentación del arroz. “No tiene sulfitos ni aditivos” explica Ortuño. El grano de arroz se pule con un molino de piedra. “La elaboración que más se acerca a la perla de almidón dará un sake más delicado y elegante, parecido al vino blanco. El más fácil para una primera toma de contacto”. Al revés a menor pulidura más aportación de sabor e intensidad. “Estos sakes son los ideales para comida caliente, carnes o frituras”.

¿A qué sabe?

Hay muchas variedades de sake. Ortuño a menudo las compara con los quesos. Imposible establecer una definición única. “Hay sakes dulces y afrutados o intensos y minerales. Hay variedades añejas, achampañadas o infusionados con endrina. Todo depende del nivel de elaboración del arroz”.

¿Cómo tomarlo?

El sake se asocia a la tradicional vasija de porcelana. Al igual que con el vino, existen muchas tipologías de cuencos. “Los sake dulces, por ejemplo, están pensado para tomarse en una copa ancha”, explica Ortuño. Sin embargo la mayoría se pueden saborear en toda su intensidad en vasos de cristal.

¿Frío o caliente?

La temperatura puede oscilar de los cero a los cinco grados hasta los 60. “De hecho es la bebida alcohólica que se puede disfrutar a más rango de temperaturas se puede disfrutar”, dice Ortuño. Sin embargo es el tipo de sake a determinar la temperatura adecuada: “el calentamiento puede perjudicar el sabor de los más aromáticos o resaltar el aroma de los sakes más intensos”, explica.

¿Con que se puede maridar?

La gran variedad de sakes permite un amplio tipo de maridajes con diferentes tipos platos tanto de la cocina japonesa como de la española. En los restaurantes japoneses la oferta de maridajes es muy amplia mientras que en la carta de los restaurantes españoles todavía es una oferta selecta.

¿Un cóctel de sake?

“Se puede hacer, pero como manera de acercarse a la bebida, no de disfrutarla. El sake hay que tomarlo tal y cual para entenderlo”, explica Ortuño.