La gran incógnita a día de hoy con los coches eléctricos es que la mayoría no dispone de la autonomía que necesitamos si vivimos en la periferia o si queremos hacernos un viaje. Un vehículo 100% eléctrico se planteaba hasta hoy como un segundo coche de casa. Hemos podido probar el nuevo Jaguar i-Pace y podemos decir que la marca inglesa ha conseguido hacer un coche 100% eléctrico que puede perfectamente cumplir las veces de un motor de combustión, solo que sin contaminar y sin gastar.

La sensación de deportividad es increíble, y a pesar de los 2.200 kilos de peso, el coche se mantiene estable

Con casi 500 kilómetros de autonomía, hemos recorrido con el nuevo Jaguar i-Pace la zona de la costa de Faro, en el Algarve (Portugal). Las reviradas carreteras portuguesas nos permitieron disfrutar del comportamiento de este nuevo concepto de conducción que nos sorprendió muy gratamente. El rendimiento eléctrico con la tracción total de los dos motores diseñados por Jaguar y sus 400 CV y 696 Nm de par ofrecen una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4,8 segundos. La sensación de deportividad es increíble, y a pesar de los 2.200 kilos de peso, el coche se mantiene estable y obedece a la perfección las órdenes del conductor. Y esto es gracias a que los dos motores diseñados por Jaguar, de imanes permanentes síncronos, se controlan de manera independiente para adaptar la entrega de potencia en cada eje según las condiciones de la carretera.

Jaguar I-PACE Global Drive, Portugal, 2018

Conducción con un pedal

El nuevo chasis de aluminio EV, con las baterías situadas en el centro, entre los dos ejes, ha conseguido crear la plataforma más rígida de Jaguar. Delante, utiliza una evolucionada suspensión de doble triángulo y detrás configuración multibrazo o multilink, opcionalmente una suspensión neumática y modos de conducción configurables. Además, la ubicación de la batería permite una distribución perfecta del peso 50:50 y un centro de gravedad unos 130 mm más bajo que en el F-Pace.

Lo que nos llamó poderosamente la atención es que en casi 300 kilómetros de curvas, igual pisamos el freno dos veces en total. En el nuevo Jaguar i-Pace los ingenieros han cambiado el sistema de frenada convencional por servofreno por una bomba eléctrica. La retención del sistema eléctrico para regenerar la energía durante la conducción es muy fuerte, y con levantar el pie del acelerador, el coche se sujeta sin problema, aunque vayas rápido, y esto permite conducir solo con un pedal, añadiendo la ventaja de que los frenos no se gastan, y las pastillas duran mucho más que en un coche normal. En situaciones de tráfico intenso el conductor puede desconectar el sistema de frenada para mejorar el confort. Entonces el conductor puede manejar el movimiento simplemente levantando el pie del acelerador sin necesidad de frenar y el coche se aguantará, incluso parado en una cuesta.

Conducción dimámica

Concebido desde el principio como un EV de altas prestaciones, el i-Pace ofrece una dinámica de conducción y un confort fascinante en el día a día, con un equilibrio único entre conducción, refinamiento y control. “El i-Pace es un verdadero Jaguar, que brinda una dinámica enfocada en el conductor con una conducción, manejo y refinamiento excepcionales. Con tecnología AWD y sus 400 CV, nuestro primer vehículo eléctrico ofrece aceleración instantánea en todas las superficies o carreteras y en todas las condiciones”, afirma Mike Cross, Jaguar Chief Engineer.

Jaguar i-Pace es capaz de recargar la batería hasta el 80% desde 0 en tan solo 40 minutos

El cómo cargar la batería del coche es otra de las preguntas más frecuentes que nos hacemos cuando nos planteamos tener en casa un coche 100% eléctrico, y en Jaguar han avanzado en este sentido para que sea lo más fácil y rápido posible. El nuevo Jaguar i-Pace es capaz de recargar la batería hasta el 80% desde 0 en tan solo 40 minutos con un cargador rápido CC de 100kW, o ampliar su autonomía 100 kilómetros en solo 15 minutos. Alternativamente, con un cargador de pared (Wall box) de 7kW, el nuevo Jaguar i-Pace se recargará hasta el 80% en alrededor de 10 horas, un tiempo ideal para la recarga nocturna en casa.

“Desde el inicio partimos de una hoja en blanco para aprovechar las posibilidades que nos brindaba la tecnología eléctrica con una arquitectura diseñada para optimizar el rendimiento EV, la mejor aerodinámica y el espacio interior. El resultado es el i-Pace, un verdadero Jaguar y un sueño eléctrico hecho realidad. Para el propietario de un i-Pace, las gasolineras son cosas del pasado. Después de una noche recargando se levantará cada mañana con el tanque lleno”, nos dice Ian Hoban, director de diseño.

Jaguar I-PACE Global Drive, Portugal, 2018

Aptitudes 4×4

Y con todas estas gratas sorpresas, de repente, en medio de nuestro viaje nos desviamos y llegamos a un punto donde nos estaban esperando para hacer un recorrido de offroad. Éramos bastante escépticos al respecto, porque el coche aparentemente es más deportivo que todoterreno, pero estábamos totalmente equivocados. Lo primero que hicimos fue vadear un río, cosa que nos asustaba por todo el tinglado de baterías que llevábamos debajo, pero el nuevo Jaguar i-Pace está perfectamente aislado y protegido contra el agua, y pudimos sumergirnos unos 50 centímetros para atravesar el río. Después continuamos subiendo un cortafuegos, del tirón y con la sensación de ir en un verdadero todocamino. Ya estábamos muy sorprendidos del comportamiento del nuevo Jaguar i-Pace, y esto fue lo que remató todas nuestras dudas.

Con la avanzada suspensión delantera de doble triángulo de la que hablábamos al principio y la trasera Integral Link, podemos disfrutar de una conducción increíble con mucho confort y la resistencia al balanceo necesaria en una conducción dinámica. Con ellas se asegura una buena conducción, un buen agarre y la mejor respuesta de la dirección. El diseño de la ligera y compacta suspensión está conectada por brazos de aluminio para reducir el peso mientras que facilita más espacio interior.

Viajar sin contratiempos

El i-Pace es el primer Jaguar en adoptar el sistema de entretenimiento Touch Pro Duo. Con el uso de una innovadora combinación de pantallas táctiles, sensores capacitivos y controles físicos, el Touch Pro Duo es muy intuitivo en el uso. Un nuevo sistema de navegación EV monitoriza la topografía de la ruta a seguir, incluido nuestro estilo de conducción, para hacer un cálculo personalizado de la autonomía y el modo de uso que debemos adoptar para garantizarnos así la máxima tranquilidad. El avanzado sistema utiliza una tecnología de “configuración inteligente” y gracias a algoritmos de inteligencia artificial para identificar las preferencias del conductor y ajustar los distintos parámetros del i-Pace a sus deseos.

También incluirá el asistente Amazon Alexa

Además, también incluirá el asistente Amazon Alexa. El conductor o sus acompañantes podrán preguntar a Alexa por la información guardada en la app de Jaguar InControl Remote. Por ejemplo: ¿Está mi coche bien cerrado?, ¿cuál es el nivel de la batería?, ¿tengo carga suficiente para llegar al trabajo?, etc.

Está claro que la vida está cambiando, y nosotros tenemos que evolucionar con ella. El futuro de los automóviles, aunque nos duela a los amantes de la gasolina, va por este camino que está abriendo Jaguar. Aunque hay que reconocer que si todos los coches del futuro van a ser como el i-Pace, nos podríamos adaptar a este nuevo mundo silencioso y ecológico.

Contenido elaborado por:
Car, la revista original