Loquillo, cuando cumple 40 años en el mundo de la música, confiesa cuáles han sido sus mejores decisiones, aquellas que le llevaron a ser quien es y a convertirse en una estrella del rock.

  • Ver American Graffiti, Rebelde Sin Causa y Salvaje, de una sentada, siendo un crío.
  • Convertirme en pandillero al lado de Jaime Bi Fábregas.
  • Dejar que Epi me bautizara.
  • Conocer a Gay Mercader.
  • Escuchar la música que Jordi Tarda y el Kaki me descubrieron.
  • Compartir con óscar Manresa mi primera audición en el cabaret Tabú con Segis de capo.
  • Viajar a Londres y abandonar la ortodoxia rockista.
  • Dejar a Los Intocables y seguir con Sabino a la vuelta de la mili.
  • Con un nutrido grupo de rockers, arrancar las marquesinas del cine Aribau de Barcelona en el estreno de Grease, una película que era un insulto, en su momento, a nuestro estilo de vida.
  • Convencer a Ignacio Cubillas de mi potencial.
  • Tener un choque de trenes con Susana Koska.
  • Abrazar a Gabriel Sopeña y juntos iniciar el proyecto de poesía contemporánea que todos conocéis.
  • Fichar a Igor Paskual para que dinamitase desde dentro a Los Trogloditas sin que él lo supiera.
  • Confiar a José Lapuente mi trayectoria profesional y presentarme a Laurent Castagnet.
  • ‘Exiliarme’ en Euskadi.
  • Abandonar a Los Trogloditas en el último concierto de los tres que dimos teloneando a los Rolling Stones en la gira de 2007.
  • Confiar a Jaime Stinus la transición.
  • Tener de profesor residente a Luis Alberto De Cuenca.
  • Fichar a Mario Cobo y Josu García como productores y conseguir tres numero uno seguidos.
  • Hacer caso a Santi Balmes y fichar a Alfonso Alcalá.
  • Hipotecar mi casa para sacar adelante el disco Cuero español
  • Pagar la carta de libertad de la discográfica Blanco y Negro para fichar por Dro Warner ante la negativa de lanzar la banda sonora original y el documental Mujeres en pie de guerra
  • Conseguir que el escritor y poeta Carlos Zanon me acompañe al supermercado cada vez que regreso a Barcelona.
  • PD: Este artista no acepta subvenciones.