Pantalones y faldas afuera. Ese fue el compromiso de centenares de personas que desafiaron el pasado domingo en Nueva York la baja temperatura en un día muy frío esta temporada invernal, para viajar sin pantalones o faldas en el metro durante el evento anual «No Pants Subway Ride». Una celebración inclusiva, ya que había cuerpos bien contorneados, delgados, luciendo alguna llanta o con sobrepeso. Eso no importó a nadie, como tampoco su grupo étnico y los había de todas las edades. El ambiente era festivo y la camaradería como si se conocieran de toda la vida. El evento tiene lugar cada enero en distintas ciudades del mundo.