España ha sido escenario de cruentas batallas a lo largo de su historia, por lo que no es de extrañas que toda nuestra geografía esté plagada de imponentes castillos e impresionantes fortalezas que, en muchos casos, siguen conservándose en perfecto estado. Las cifras lo confirman: 10.200 contabilizados por la Asociación Española de Amigos de los Castillos a lo largo de Andalucía, País Vasco o las dos Castillas.

Estas construcciones tenían en España una función muy diferente a las de Europa: mientras que las del continente se solían construir como residencias de nobles y reyes, en nuestro país cumplían sobre todo la función defensiva y militar, presentando tal envergadura que han sido incluso escenarios de series y películas, como Juego de Tronos. Aunque complicado, a continuación tienes una selección de algunos de los más impresionantes y cuya visita es obligada.

Castillo de la Coca (Segovia)

Perteneciente a la Casa de Alba -aunque cedido hasta 2054 al Ministerio de Agricultura- se trata de una construcción del siglo XV considerado uno de los castillos más espectaculares de España. Se eleva sobre un meandro del río Voltoya con una arquitectura gótico-mudéjar y, aunque estuvo en ruinas hasta principios de siglo, se ha restaurado. Hoy en día ha sido declarado Monumento Nacional.

Parte frontal del Castillo de Coca.

Parte frontal del Castillo de Coca.

Castillo de Bellver (Palma de Mallorca)

Ubicado sobre el cerro del bosque a 112 metros de altura y en línea marítima con la catedral se erige el impresionante Castillo de Bellver (que en catalán antiguo significa “bella vista), en Palma de Mallorca. Se trata del castillo de planta más antiguo de Europa, su estilo es gótico y fue levantado en el siglo XIV. Imprescindible subir a la torre, utilizada como espectacular mirador.

Interior del Castillo de Bellver.

Castillo de Peñafiel (Valladolid)

Se trata de una fortaleza original del siglo X que se erige sobre un cerro estrecho de la que es considerada, según los cantares, “la peña más fiel de Castilla”. Peñafiel es ahora sede enoturística y cuna del Ribera del Duero.

Imagen del Castillo de Peñafiel de noche.

Imagen del Castillo de Peñafiel de noche.

Castillo de Almodóvar del Río (Córdoba)

Este castillo del siglo VIII se asienta sobre el cerro de la Floresta, en Córdoba. De estilo musulmán, ha sido escenario para la popular serie de Juego de Tronos. Los creadores de la serie, David Benioff y D.B. Weiss no pasaron por alto la belleza de sus jardines, utilizados como escenario del Reino de la Casa Tyrell.

Vista general del Castillo de Almodóvar.

Vista general del Castillo de Almodóvar.

Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia es, junto al Acueducto, uno de los monumentos más conocidos de la ciudad. El cerro sobre el que se asienta ha sido moldeado por la confluencia de dos ríos: el Clamores y el Eremas. Esta fortaleza hispano-árabe se erigió en el siglo XII y, posteriormente, sirvió de prisión y como sede del Colegio Real de Artillería. Está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Vista lateral del Alcázar de Segovia

Castillo de Olite (Navarra)

Esta fortaleza se caracteriza por el desorden de su diseño, y fue levantado en el siglo XIII por orden de Carlos III y su esposa Leonor de Trastámara, quienes llegaron a ostentar el castillo más lujoso de Europa. Aunque fue quemado durante la Guerra de la Independencia fue restaurado y, hoy en día, es sede del Festival de Teatro Clásico de Olite.

Vista aérea del Castillo de Olite

Castillo de Alcalá de Júcar (Albacete)

Este castillo se sitúa en lo alto del pueblo y sobre el río Júcar. Levantado por los almohades entre los siglos XII y XIII, sirvió como fortaleza árabe a los musulmanes, lo que caracteriza fundamentalmente su arquitectura. En él destaca el torreón y dos torres de planta circular construidas a diferentes alturas.

La fortaleza sobre el resto del pueblo

La fortaleza sobre el resto del pueblo.