España tiene un enorme potencial turístico  visible a lo largo de toda su geografía, desde paraísos naturales en las cotas más altas de la montaña hasta calas vírgenes en la costa pasando por increíbles fortalezas y construcciones sobre tierra firme que nos permiten contemplar en el presente épocas pasadas.

Pero, ¿qué hay de los tesoros subterráneos? Bajo tierra la naturaleza obra milagros y construye durante millones de años impresionantes grutas y cuevas, cuya formación cuenta con una característica fundamental: que no ha sido interrumpida por la mano del hombre. Hoy son lugares cuyo denominador común es la espectacularidad y, en muchos casos, el desconocimiento. A continuación, te proponemos una selección de -algunas- de las mejores cuevas españolas visitables.

 

Cueva del Drac (Mallorca)

Mallorca es mundialmente conocida por sus espectaculares playas, pero más allá de la costa se encuentra uno de los espacios más curiosos y bellos de la isla. En este caso, la visita comienza a unos 25 metros bajo tierra donde la diversidad de formas y colores conforman un espectáculo visual para disfrutar. El recorrido, de aproximadamente 1 hora, incluye un concierto de música clásica a orillas de un lago subterráneo. También se ofrece la opción a los viajeros de disfrutar de un paseo en barca. La tarifa general es de 15 euros si se adquiere previamente online.

Cuevas del Drach

Cuevas del Drach

Cueva del Valporquero (León)

Considerada como una de las cuevas más bonitas de España. En Valporquero de Torío, en la provincia de León, se encuentra este paisaje de columnas, estalactitas y coladas que sumergen al visitante eN siete salas diferentes, como la sala Maravillas o la Gran Vía -recibe este nombre por la longitud de la galería-. La entrada cuesta 8,50 euros (6,50 euros para niños).

Cueva del Valporquero

Cueva del Valporquero Flickr | acebal

Cueva del Campanet (Mallorca)

Volvemos a Mallorca para visitar este espacio natural descubierto en 1945 y, tres años después, abierto al público. Se trata de un recorrido de unos 300 metros y que conforma, como en el caso del Drac, un plan original y entretenido dentro de esta ciudad. La entrada para adultos tiene un coste de 15  euros; y para niños 8 euros.

Caverna de Campanet

Caverna de Campanet

Grutas del Águila (Ávila)

Situadas en el Valle del Tiétar se esconden estas grutas descubiertas por casualidad por unos cazadores en 1963. Se calcula que cuentan, aproximadamente, con una edad de 12 millones de años. Este emplazamiento cuenta con el plus de estar muy cerca de la Sierra de Gredos, por lo que se puede disfrutar el mismo día de ambos atractivos naturales. Además, está a hora y media en coche de Madrid. ¿El precio? 8 euros para adultos y niños menores de 5 años, gratis.

Grutas del Águila

Cueva El Soplao (Santander)

Este espectacular descubrimiento cuenta hoy en día con más de 20 kilómetros de cueva, contando con una peculiar característica: El Soplao tiene la mayor concentración de un tipo concreto de estalactitas, las denominadas como excéntricas, cuya peculiaridad es que crecen en todas direcciones. Esta cueva fue descubierta en 1908 y abierta al público en 2005, con un precio de 12,5 euros para adultos y 10 euros para niños.

Cueva el Soplao EFE

Cueva de Los Enebralejos (Segovia)

Junto al pueblo de Prádena de la Sierra se localizan estas galerías subterráneas plagadas, como las anteriores, de estalactitas, banderas o coladas. Se trata, además, de una cueva que fue utilizada como necrópolis por nuestros antepasados, ya que se han encontrado pinturas y grabados que datan, aproximadamente, del 2.500 a.C. El coste de la entrada general es de 6,20 euros; y niños y jubilados, 5 euros.

Cueva de los Enebralejos

Cueva de los Enebralejos

Cueva de Mendukilo (Navarra)

La Cueva de Mendukilo es parte del secreto bien guardado de las profundidades de la Sierra de Aralar. Durante años ha estado reservada para espeólogos, pero ahora tres de las salas que alberga han sido acondicionadas y abiertas al público. Las visitas se realizan en grupos de cinco personas como mínimo y 40 como máximo y las tarifas van de 8 euros para adultos y de 6 euros para niños, jubilados y parados.

Cueva de Mendukilos

Cueva de Mendukilos

Cueva de Nerja (Málaga)

En una pedanía del municipio malagueño de Nerja se localiza esta cueva hallada en 1959, en la que se hizo un descubrimiento histórico: unas pinturas de focas de 42.000 años de antigüedad que podrían ser la primera obra de arte conocida de la historia de la humanidad. Es Bien de Interés Cultural con categoría de «Zona Arqueológica» desde 2006 y cuenta con numerosas galerías visitables. El precio online para visitar este monumento es de 11 euros, un precio que asciende a 13 euros si prefieres contar con un guía personal.

Cuevas de Nerja

Cuevas de Nerja

Cuevas del Hams (Mallorca)

Además de las famosas Cuevas del Drac y del Campanet, Mallorca cuenta con otro paraíso subterráneo más que merece la pena visitar. Ubicadas en la localidad mallorquina de Porto Cristo, las cuevas del Hams se abrieron al público en 1910. Además, fueron las primeras que se descubrieron en la isla.

Actualmente, este mundo subterráneo está acompañado de un espectáculo de luces y sonidos, así como un visionado de un documental y visita del lago que se puede disfrutar por un precio de 18 euros.

Coves dels Hams

Cueva del Viento (Tenerife)

Sin duda uno de los más peculiares. En reste caso no se trata de una cueva al uso, sino más bien del tubo volcánico más largo de Europa y el quinto más grande del mundo. Situado al norte de la isla de Tenerife, esta formación también está considerada, por su morfología, como el tubo volcánico más complejo del mundo. Visitar esta maravilla natural tiene un precio de 20 euros para adultos y de 8,50 euros para niños de entre 5 y 12 años.

Cueva del Viento

Cueva del Viento