Zinedine Zidane vuelve a ser el entrenador del Real Madrid. El club blanco ya ha tomado la decisión y el entrenador francés acepta ponerse a los mandos del equipo con efecto inmediato, toda vez que en las próximas horas se haga oficial la destitución del argentino Santiago Hernán Solari, tal y como ha adelantado La Sexta.

Zidane dejó el Real Madrid el pasado verano para tomarse un descanso después de ganar tres Champions League consecutivas frente a Atlético de Madrid, Juventus y Liverpool. Ni la apuesta por Julen Lopetegui ni la de Santiago Solari fructificaron y ahora el francés regresa meses después para enderezar el rumbo de una plantilla ya sin opciones en Liga, y eliminada de la Champions League y la Copa del Rey.

«Pienso que este equipo necesita un cambio para seguir ganando, tras tres años necesitan otro discurso y otra metodología de trabajo, y por eso tomé está decisión», dijo ante la prensa Zidane el pasado 31 de mayo cuando anunció su marcha. «Yo creo que es el momento para todos, pero también para mi y la plantilla. Es un momento raro, y había que hacerlo para todos», añadió.

En los últimos meses se había especulado con la posibilidad de que Zidane regresase a los banquillos la temporada que viene, con la Juventus de Cristiano Ronaldo y la selección francesa como principales favoritos. Sin embargo, adelanta su vuelta para retomar los mandos del club con el que consiguió tres Champions League, una Liga, una Copa del Rey, una Supercopa de España, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes en dos temporadas y media.

Zidane, que sustituyó al destituido Rafa Benítez en enero de 2016, también estuvo presente en la Décima Copa de Europa que el Real Madrid consiguió ante el Atlético de Madrid en Lisboa, en el año 2014. Ejercía entonces como segundo entrenador de Carlo Ancelotti. Posteriormente, se hizo cargo del Real Madrid Castilla.