Hogar de la nobleza medieval, escudos de la población de la época y símbolos del pasado de la Comunidad de Madrid. La región conserva varias fortificaciones y castillos en buenas condiciones que defendieron el territorio madrileño en la Edad Media y que son el símbolo de pueblos con «gran atractivo gastronómico, cultural y natural», tal y como los define el Gobierno regional.

Castillo de Manzanares El Real

Castillo de Manzanares El Real.

Castillo de Manzanares El Real. Gobierno de la Comunidad de Madrid.

El castillo de este pueblo situado al pie de la Sierra de Guadarrama es uno de los mejores conservados de Madrid y su construcción data del siglo XV. Su arquitectura refleja una época caballeresca medieval y otra renacentista humanista. El castillo ofrece, además, numerosas actividades como visitas teatralizadas, representaciones teatrales, conciertos y combates medievales.

Castillo de los Zapata en La Alameda (Barajas)

Castillo de los Zapata.

Castillo de los Zapata. Federación de Municipios de Madrid (FMM)

Una de las fortificaciones más desconocidas de Madrid es este castillo del Conde de Barajas. La construcción, en medio de un parque urbano, se levantó probablemente en 1.475 y perteneció a los Zapata, que lo convirtieron en una villa de recreo.

Castillo de la Orden de Santiago (Villarejo de Salvanés)

Castillo de Villarejo de Salvanés.

Castillo de Villarejo de Salvanés. Gobierno de la Comunidad de Madrid

En las proximidades del Tajo se encuentra esta fortificación que fue la más poderosa de las órdenes militares castellanas construidas durante el siglo XII para defender los territorios reconquistados en el Al-Ándalus. Está construida a partir de una atalaya musulmana y tiene ocho torreones adosados.

Recinto fortificado de Buitrago de Lozoya

Iglesia de Santa María del Castillo.

Iglesia de Santa María del Castillo. Ayuntamiento de Buitrago de Lozoya.

A los pies del puerto de Somosierra, a unos 75 kilómetros de Madrid, se encuentra este pueblo rodeado por el río Lozoya y por una muralla musulmana, castellana y cristiana que rodea el casco histórico. Además de pasear sobre sus murallas, los visitantes podrán observar el Alcázar junto a la Iglesia de Santa María del Castillo o la Torre del Reloj.

Castillo de la Coracera (San Martín de Valdeiglesias)

Castillo de la Coracera.

Castillo de la Coracera. Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias (Facebook)

Construido en torno a 1.434, el castillo de La Coracera fue el lugar en el que Don Álvaro de Luna, maestre de la Orden de Santiago, ponía rumbo a sus cacerías de venados o jabalíes. La fortificación también fue utilizada por Isabel la Católica y siglos después por la Legión Cóndor durante la Guerra Civil, según explica la página web del castillo.

 

Castillo de Gonzalo Chacón (Arroyomolinos)

Castillo de Gonzalo Chacón.

Castillo de Gonzalo Chacón.

Gonzalo Chacón, un fiel servidor de la reina Isabel La Católica, fue el señor de esta construcción del siglo XV. En medio de una zona ajardinada, este castillo de ladrillo rodeado por un foso se encuentra entre las calles de Arroyomolinos, al suroeste de la Comunidad.