El actor Manuel Gallardo ha fallecido a los 85 años, según ha informado este viernes 21 de agosto la Unión de actores y actrices. «Hoy lamentamos la pérdida de nuestro buen compañero Manuel Gallardo. Desde la @uniondeactores queremos transmitir nuestro más sincero pésame a sus familiares y amigos. #DEP», ha señalado la organización a través de su cuenta de Twitter.

Nieto, hijo y padre de actores, Gallardo se inicia en el teatro con tan solo quince días de vida(su madre le subió al escenario para encarnar el papel de «bebé dormido») y, en sus propias palabras «estropeó la escena, pues rompió a llorar en el momento más dramático», según recoge en su web la Academia de Artes Escénicas.

Durante sus años de estudiante, Manuel Gallardo alternaba la vida académica con su dedicación artística, representando, a medida que avanzaba su edad, innumerables personajes adecuados a la misma, en las compañías de su abuelo, Isidro Lechet, y más adelante en la de sus padres, José Gallardo y Mery Leiva.

Terminado el bachiller, se incorpora como actor a diferentes compañías de repertorio, interpretando más cien títulos y superando la treintena de personajes de los más diferentes estilos. Desde muy pronto, Gallardo destaca como ejemplo de perfección y virtuosismo en la interpretación del verso de los autores clásicos, en especial los del Siglo de Oro español, hasta llegar a convertirse en ejemplo de buen hacer para directores como Cayetano Luca de Tena.

Además, su carrera teatral, siempre ligada al verso (como intérprete y como enseñante), le permitió establecer esta feliz colaboración artística bajo la batuta de maestros como José Luis Alonso, Alberto González Vergel o Adolfo Marsillach y, entre los pertenecientes a generaciones posteriores, también dedicadas al estudio e interpretación de los clásicos, con Mariano de Paco Serrano.

Gallardo también trabajó en más de una treintena películas (en el Reino Unido, Francia, Argelia, España e Italia) y, en la década de los setenta, se convirtió en un rostro habitual de piezas de teatro televisado y series de televisión, dando vida a los más variados personajes, entre los que destaca su inolvidable interpretación del padre de Javi (Juanjo Artero) en la serie Verano Azul. A lo largo de su carrera, recibió numerosos premios tanto de interpretación como de dirección.