«El hardstyle es un estilo que no todo el mundo entiende. Muchas veces más que bailarlo, debes sentirlo. Es un estilo que te acompaña siempre indiferentemente de tu estado de ánimo». Así es como Yeyo, el popular Dj residente de la fiesta 150 by Fabrik, define un tipo de música que sus amantes han calificado en multitud de ocasiones como «incomprendido» pero «apasionante».

Y es que, a pesar de haber conseguido envolver a millones de personas con sus ritmos, la evolución y desarrollo de este género en España no ha sido sencilla, más bien todo lo contrario. «Ruido» ha sido la palabra con la que los ‘detractores’ han intentado encasillar a lo largo de los años lo que el Dj considera una música «dura y rebelde».

150 by Fabrik. FABRIK. Fabrik

«Hoy en día casi cualquier estilo de música es criticado, pero quizá la electrónica, en general, lo ha sido en mayor medida», explicaba, «a mucha gente le impacta porque no está acostumbrada. El hardstyle se ha visto y se ve como algo underground y no para todos los públicos».

Precisamente es este uno de los ‘mitos’ o lastres que Yeyo quiere destruir con su nuevo tema, A 150. «He intentado expresar cómo empezamos. Siendo pocos, tanto djs como seguidores, y contar que, si le pones pasión, corazón y crees de verdad en lo que haces, tarde o temprano llega el momento. Tú momento».

Según ha explicado el dj, a lo largo de diez años ha podido observar su crecimiento, y ha dejado de pinchar «en raves con 50 personas, porque era lo que había» a pinchar ahora «en eventos para miles». Por ello, esta canción pretende servir de homenaje y hacer un repaso a la historia de superación de un género, que como muchos otros, escapa de lo comercial y aboga por la autenticidad. «Es un tema con el que mucha gente se sentirá identificada. Expreso lo que siento por esta música y estoy seguro que como yo, hay cientos de miles».

Sus comienzos

Fueron Italia y Holanda los primeros países que apostaron por el hardstyle y comenzaron a producir temas de lo que en un principio llamaban «progresivo duro, duro-style o hardbass» durante los primeros años de la década del 2000.

En esta misma época comienzan a llegar a España dichos discos, y Madrid hace de cuna. Concretamente, es una discoteca de Alcorcón llamada ‘In more music’ la que se hace eco y dedica sus fiestas a este nuevo ritmo que «venía siguiendo las pautas de lo que era el Progressive, pero se iba endureciendo y añadía toques de lo que se conocía como Hardcore«.

150 by Fabrik. FABRIK

La sala triunfó con este estilo y empezó a generar adeptos que a su vez adoptaban esta tendencia como «un estilo de vida» que combinaba la música con «una forma determinada de vestir o forma de ser».

Según explica el que fuera también residente en dicha sala, el hardstyle «tuvo un boom relativamente notable entre el 2007 y 2008 pero de pronto cayó rotundamente a públicos muy reducidos y eventos muy puntuales». «No fue el momento. Se frenó en seco y fueron otros estilos los que predominaron
la escena musical, pero con el paso del tiempo, el cambio generacional y la continuidad del estilo volvió a surgir la oportunidad de realizar eventos mas frecuentes y para mayor aforo».

Es entonces cuando España, y en mayor medida Madrid, vuelven a hacerle un hueco en eventos cada vez más relevantes y Fabrik, una de las discotecas más importantes del país, crea una fiesta dedicada a este género, la 150 by Fabrik. «150 es la velocidad (tempo) a la que suele ir el hardstyle. Es cierto que en los comienzos fue algo más lenta, pero por lo general 150bpms son los golpes por minuto, y por ello la sesión de Fabrik se llama así», contaba Yeyo.

Madrid, fiesta 150 by Fabrik. FABRIK.

Gracias a la oportunidad que ha otorgado esta conocida sala al género, y a causa de constantes y diferentes iniciativas llevadas a cabo por la empresa dedicada al ocio, dicho estilo ha crecido como la espuma y ha llegado a personas de diferentes partes de España. Ahora esta fiesta se ha convertido en toda una referencia a nivel nacional y europeo para los amantes de las ya famosas 150 pulsaciones por minuto.

Del rechazo a la globalización

Pese a todo, el paso del tiempo y la evolución del estilo hacia algo más ‘comercial’, ha provocado la aparición de festivales dedicados específicamente a este género y su inclusión y desarrollo, esta vez sí, en ámbitos ‘para todos los públicos’. «Ahora el hardstyle se usa en clases de spinning, suena en radios, e incluso TVE ha usado alguna canción para anuncio una serie. Eso antes era impensable», contaba el dj.

«Su ritmo motiva al movimiento y al baile y por eso es perfecto para discotecas y festivales e incluso para el deporte». Ahora, en un contexto tan complicado para el ocio nocturno, estas canciones se han limitado a ser escuchadas en el último de los aspectos. Sin embargo, Yeyo, a través de el tema que estrena este martes 8 de diciembre invita a no perder la esperanza, «dar luz» a un momento tan oscuro como este y pensar en volver a bailar a 150 latidos por minuto en la pista de Fabrik.

«Esa fiesta es algo que al menos una vez en la vida debes visitar, y cuando lo hagas entenderás el por qué de todo. Pero cuidado… son adictivas. Si vas, estoy seguro de que volverás».