La sala Galileo Galilei de Madrid ha informado del fallecimiento este lunes del que fuese su copropietario y veterano promotor musical Germán Pérez, figura fundamental en el circuito de salas de la capital como fundador asimismo de la sala de jazz Clamores. «Con gran pena y dolor, la familia de la Sala Galileo Galileo les informa del fallecimiento de nuestro compañero y amigo Germán Pérez Pérez y extendemos nuestro más sentido pésame y deseos de consuelo a su familia. Descansa en paz, cantinero», se despide este mensaje en Twitter.

«Un problema de corazón» ha sido la causa de la muerte a los 70 años de edad. Enamorado del jazz, Pérez (Alija del Infantado, 1950) abandonó la vida en el campo de sus orígenes leoneses para viajar y pasar temporadas en el extranjero, en países como Reino Unido, Francia y EE.UU., antes de instalarse en Madrid, donde se convertiría en uno de los grandes impulsores de su circuito musical a partir de los años 80.

Supo ver «el vacío de jazz» en la ciudad y en 1980 decidió fundar junto a otros socios la sala Clamores, superviviente que a lo largo de estas cuatro décadas de existencia ha cobijado actuaciones de artistas de primer nivel del género como Chucho Valdés y Compay Segundo y que, tras abrirse a otros estilos, también fue lugar de paso frecuente de otros músicos de gran calidad como Antonio Vega.

    • Compartir

El éxito de la sala Clamores animó a sus propietarios a seguir innovando sobre el desfasado concepto de «tasca» que imperaba entonces en Madrid y a abrir un nuevo local donde la cerveza se acompañaba de música, de arte, de danza, de magia.

En 1985 funda junto a Ángel Viejo la sala Galileo Galilei, otro de los referentes musicales de la capital, muy vinculada al crecimiento de artistas como Los Secretos, los humoristas Faemino y Cansado y el mago Juan Tamariz, además de Andrés Suárez, Quique González o Ismael Serrano, que celebró allí su debut ante el público.