El periodista y presentador de Onda Cero Carlos Alsina criticó anoche en ‘El Hormiguero’ la posición del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, con los medios de comunicación. A juicio del locutor, que el discurso del líder de Podemos es «muy coherente con su trayectoria». «Aspira a decidir desde el poder si yo puedo estar en este programa esta noche o no. Se encuentra con nuestra resistencia… si nadie le controlaba la escaleta de ‘La Tuerka’, ¿por qué tiene que controlarnos él la nuestra?», aseguró.

El locutor acudió ayer al programa de Pablo Motos tras recibir el premio al Mejor Periodista del 2o20 por la Asociación de la Prensa de Madrid. Durante la entrevista, los dos comunicadores reflexionaron sobre el señalamiento a periodistas que se hace desde una parte del Gobierno. En palabras de Motos, una actitud más propia de la «oposición» que de un partido del Ejecutivo.

«El señalamiento siempre ha existido», recordó Alsina. «Antes se quedaba en el ámbito privado. La novedad es que hay una parte del Gobierno que se exhibe en esos comportamientos, que quiere que sepamos que puede mencionar periodistas con su nombre en ruedas de prensa del Palacio de la Moncloa», resumió el director de ‘Más de uno’.

«El vicepresidente del Gobierno no puede salir a decir que no tiene poder y que las empresas de comunicación tienen más poder que él», añadió Alsina. «Yo no tengo más poder que él. Él ha llegado a la vicepresidencia del Gobierno con el mismo poder mediático que ahora le irrita… la misma Atresmedia, la misma Mediaset, el mismo diario El Mundo«, prosiguió.

Por otro lado, la visita de Alsina al programa de Antena 3 dejó una anécdota divertida sobre cómo conoció a Motos. «Cuando tú hacías ‘Protagonistas’ en Valencia, me dijeron que había un chaval en la redacción de Valencia al que le gustaba tanto la radio que dormía en la emisora y al que habían visto asearse por las mañanas en el baño», rememoró el periodista radiofónico. Motos confirmó el rumor: «Me contrataron por encima de mis posibilidades y me quedaba estudiando por las noches y fingía después que venía de casa».