Desde hace 110 años el hotel Ritz es el paradigma del lujo en la capital. Nació porque el rey Alfonso XIII le pidió al hotelero César Ritz que abriera un hotel en la ciudad. No había entonces en Madrid nada similar al lujo que Ritz ofrecía en París, así que el hotelero suizo trajo su fórmula de hotel exclusivo frente al Museo del Prado. Un siglo de historia ha dejado huéspedes ilustres y celebridades como Lady Di, Ava Gardner, Ernest Hemingway, Madonna o Mata Hari

El hotel fue adquirido en 2015 por el grupo hotelero Mandarín Oriental por 148 millones, a los que se han sumado los más de 100 millones que ha costado su restauración. El arquitecto Rafael de La-Hoz ha sido el responsable de devolver a la vida al mítico hotel. Y lo ha hecho recuperando la luz y el brillo del proyecto original que el paso del tiempo había dejado anticuado. Renovación estética, apuesta gastronómica y SPA, todos los elementos necesarios para experimentar el lujo. La habitación desde 650 euros, en oferta por noche, deja al hotel como el más caro de Madrid. El parque de automóviles de la entrada certifica que no está hecho para todos los bolsillos.

El nuevo hotel Ritz regresa más luminoso y más equilibrado. Sin perder su esencia de gran hotel de lujo, se ha quitado exceso y para eso ha sido clave regresar a la luz con la que fue concebido.

  • Recepción del hotel Ritz
    • Compartir
    Ignacio Encabo

    Un hotel luminoso

    Rafael de La-Hoz ha eliminado la histórica puerta giratoria y ha retomado la altura original de la entrada por la plaza de la Lealtad, pero ha añadido una gran puerta por el lado opuesto, por la calle de Felipe IV, que de La-Hoz encontró en los planos originales.

    Pero la gran fuente de luz proviene de la cúpula del Jardín de invierno, el corazón del hotel que ha recuperado el techo  de cristal que tenía un siglo atrás. Hace 110 años una cúpula de cristal no era imposible, pero terminó teniendo filtraciones y después de la Guerra Civil se cubrió. Ahora vuelve el gran acristalamiento que deja entrar la luz a esta zona en la que se ubica el champán bar y uno de los espacios gastronómicos el Palm Court.

  • Restaurante de Quique Dacosta en el Ritz.
    • Compartir
    Ignacio Encabo

    Cocina con firma de Quique Dacosta

    El chef Quique Dacosta, que tiene tres estrellas Michelin por su restaurante de Denia está al mando de toda la oferta gastronómica del hotel. Además del Palm Court el hotel cuenta con el restaurante de Dacosta y su carta exclusiva, que se puede disfrutar en interior o en terraza. Pero esta última es distinta del Jardín del Ritz, donde se ofrecerá una carta más informal que también ha concebido el chef. Todos los espacios gastronómicos están abiertos al público.

  • Pictura, el cóctel bar del Ritz.
    • Compartir
    Rafael Ordóñez

    Gabinete de retratos con combinados

    El hotel ha encargado a la artista Paula Anta hacer un homenaje al vecino Museo del Prado. Para ello ha creado un gabinete de retratos con fotografías de artistas y creadores contemporáneos como si fueran retratos barrocos. Una mirada contemporánea al arte del pasado. El trabajo de Anta se muestra en Pictura, el cóctel bar del hotel. El coctelero Jesús Abia es le responsable la barra y sus mezclas. Para su carta, supervisada también por Dacosta, ofrecerá una coctelería clásica. La innovación se restringe a los cócteles sin alcohol, lo clásico sigue siendo el ADN del hotel.