El esquiador italiano Markus Eder ha vuelto a desafiar los límites. El freestyler ha presentado un cortometraje, The Ulltimate Run, en el que se adentra en las entrañas de un glaciar en los Alpes suizos para deslizarse por dentro de la montaña.

«A veces mi mente se vuelve un poco loca con el esquí y yo me pregunto. ¿Y si…?», arranca Eder en el inicio el cortometraje, diez minutos de impresionantes descensos que son una delicia para los ojos.