Tendencias

Lorena Durán, modelo de Victoria's Secret: "Que una talla 40 se considere grande es absurdo"

Lorena Durán, modelo de Victoria's Secret, posando en una campaña de moda de Violeta by Mango

Lorena Durán posando en una campaña de moda de Violeta by Mango Violeta by Mango

Lorena Durán (Sevilla, 1993) lo supo desde pequeñita, pero los tacones de su madre se lo confirmaron. Ella quería ser modelo. Fue Sevilla quien la vio nacer y crecer en su profesión, siendo la protagonista de desfiles de moda flamenca y certámenes de belleza, pero las marismas y La Campiña sevillana no serían el escenario permanente de su vida.

La modelo empezó a trabajar y a viajar por Europa, después de atravesar un camino lleno de dificultades, pero fue La Gran Manzana quien realmente la conquistó y la atrapó en el incansable mundo de la moda. Lo que no sabía, era que su primera parada sería en Victoria’s Secret. Gracias a su booker -persona encargada de dirigir la carrera profesional de sus clientes- la sevillana emprendió camino al casting de la multinacional de lencería más famosa del mundo. “Te has equivocado”, fueron las primeras palabras que pronunció cuando su representante le envió la oferta. Él no pudo más que contestar “es todo tuyo, así que a darlo todo”. Solo tardaron días en darle una respuesta y así, acompañada de su sonrisa y elegancia, se consagró como la primera modelo curvy en la historia de Victoria’s Secret.

Lorena es la prueba de que algo se ha cambiado al más alto nivel en la moda y también el certificado de autenticidad de que curvy no quiere decir gorda. La española vive en una constante de explicaciones sobre la diferencia entre cada término. Y no exenta de polémicas ha querido dar una referencia clara: «Ojalá se eliminaran las etiquetas en la sociedad que tantos problemas crea y de donde vienen las conclusiones», cuenta en palabras para El Independiente, «pero si tuviese que dar una definición es que al pasar de una talla 38 ya se te considera una ‘Curvy’ en el sector se la moda y que Curvy no tiene porqué ser una plus size, simplemente es eso, una modelo con curvas, fuera de los cánones tradicionales». Más claro, imposible.

Lorena Durán desfilando para Victoria's Secret
Lorena Durán desfilando para Victoria’s Secret

La marca de lencería siempre había destacado por sus modelos delgadas y esbeltas, perfectas para una sociedad que creía que eso era lo ideal. La firma quiso cambiar esa idea y marcó el inicio de la era de la diversidad. Su primera reclutada fue nuestra entrevistada. «Es hora de la diversidad», comentaba entusiasmada en su cuenta de Instagram -donde ahora tiene más de 226 mil seguidores- a Victoria’s Secret por hacer realidad sus sueños. La segunda fue Alexina Graham, haciendo historia por ser la primera modelo pelirroja en convertirse en el ángel de la empresa. Con sus trabajos la marca dio un giro más realista y cercano a las consumidoras.

Desde ellas, el camino a la diversidad ha sido algo más liviano, aunque «nos queda mucho que recorrer en este camino. Para mí que una talla 40 se considere talla grande es absurdo«, reconoce Lorena, que además reitera su agradecimiento a la marca de moda estadounidense, quien no exige que ella tenga que estar ‘perfecta’, ni tampoco una talla, » la exigencia me la pongo yo, por ejemplo al hacer deporte y tener una buena alimentación ya que independientemente de la talla, comer bien y hacer deporte es muy importante para mantener sano tu cuerpo y mente».

Con las polémicas que envuelven a famosas marcas de ropa como Zara, a quienes acusan de hacer tallas más pequeñas de las que realmente venden, surge una duda: ¿El mundo sería mejor si no existieran medidas corporales? y la sevillana más conocida de América tiene respuesta: “Esto está cambiando. Las marcas al final lo que quieren es vender, así que han tenido que modificar su política de tallas y adaptarla a los nuevos tiempos”.

Mi paso ha servido de ayuda a muchas chicas que creían que la moda era ser delgadas»

Además de modelo, tiene otras profesiones. Y no se trata de la carrera a la que le gustaría haberse dedicado al terminar, técnico de laboratorio químico; tampoco de baile ni de música -que afirma que son otras de sus pasiones-, es más bien la de psicóloga, o al menos lo intenta. Detrás de una pantalla tan pequeña como la del móvil, le llegan muchísimas personas con problemas alimenticios y falta de seguridad en sí mismas a quienes intenta ayudar y “dar un poco de aliento para salir de ahí”. Con un lema que lleva casi tatuado: «acéptate tal cual eres y como eres», ella misma reconoce que su paso por la moda ha servido de ayuda a muchas chicas que creían que ese mundo era ser delgadas, «y yo estoy feliz de poder ayudar cada día, empatizo mucho», relata.

Aunque la andaluza ahora se afinca en Nueva York por evidentes cuestiones profesionales, no niega que le encantaría estar más tiempo en España, «echo de menos mi tierra y a mi familia», pero desvela que «en nuestro país hay muchas oportunidades, pero no como en el extranjero. Siempre lo digo y creo que nuestro país debería apostar más por el talento que hay, es una pena que tengamos que ser valorados fuera para que luego se nos valore en el nuestro«. Aunque ella ha seguido su propio consejo, y es que «trabajar duro tiene sus recompensas y hay que creer en uno mismo».

Con una seguridad en sí misma que ha creado a la misma velocidad que lo está transmitiendo ahora a sus seguidores, Lorena prepara para el futuro un proyecto que ella define como «algo muy bonito y con mucha ilusión», aunque no duda que le gustaría seguir trabajando con las mejores firmas de la moda, campañas de belleza y desfiles, seguir apoyando la diversidad y bueno, mi objetivo e ilusión futura es crear una marca».

Lorena Durán, modelo de Victoria's Secret, para Sports Ilustrated
Lorena Durán para Sports Ilustrated Cortesía de Miah Management

Te puede interesar

Comentar ()