Tendencias

Quién era el conde de Atarés, presunto autor del tiroteo de la calle Serrano

Fernando González de Castejón, conde de Atares, durante una intervención en 13TV en 2015

Fernando González de Castejón, conde de Atares, durante una intervención en 13TV en 2015 E.I.

Con título de señor de frontera del reino y la suficiente sangre fría, Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, marqués Perijá y decimosexto conde de Atarés, se cobraba presuntamente este lunes la vida de su mujer, de 44 años, y una amiga de esta, de 70, en el 1ºC del número 205 de la calle de Serrano de Madrid para después acabar con la suya propia.

Fue sobre las 10:20 horas del lunes, cuando los agentes -alertados por una vecina que descubrió un cuerpo a través de los cristales-, se personaron en la vivienda, y encontraron el cuerpo del aristócrata con un arma a su lado, junto al de la anciana en el salón y, a pocos metros, el de su pareja, en la cocina. Según la hipótesis principal con la que trabaja el Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía, las tres muertes se perpetraron con la misma arma y no habría más personas implicadas en el homicidio.

No era la primera vez que la Policía acudía al inmueble, pero sí la más trágica. En otras ocasiones, lo había hecho por fuertes discusiones entre la pareja. Sin ir más lejos, el supuesto autor de los hechos fue detenido en 2018 por violencia de género, aunque la mujer no contaba con ninguna medida cautelar de protección por violencia de género vigente en la actualidad. La pareja tenía una hija de 10 años que se encuentra estudiando en un internado fuera de España.

González de Castejón se crió junto a sus padres y hermanas en Madrid. Nieto de un marqués de Vadillo y de un marqués de Ayerbe, sus títulos fueron heredados entre vaivenes durante el franquismo, y pasaron a Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, el 8 de noviembre de 2012. El nombramiento se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 22 de octubre de 2012.  

El de marquesado es el título que fue concedido por el rey Carlos III en 1776 a José García de la Peña, Sargento Mayor del Regimiento de Caballería en la villa de Perijá de Maracaibo, en la Provincia de Venezuela. En 1790, la II Marquesa fue su hija, María Josefa García de la Peña y Torres, nacida en Perijá, que se casó el 6 de mayo de 1793 con el II Marqués de Sotomayor, Marqués de Gelo y de Villamagna. El título fue sucediendo hasta llegar, en diciembre de 1964, a manos de José Miguel López y Díaz de Tuesta, como VIII Marqués de Perijá, al igual que XV Conde de Atarés. Y fue a este a quien remplazó su sobrino-nieto, Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, el 8 de noviembre de 2012.

Prácticas de tiro en zonas comunes

Tras lo sucedido, los vecinos del inmueble en Serrano han asegurado que González de Castejón creaba muchas molestias en el vecindario porque salía a disparar con una escopeta de perdigones al patio interior del edificio. «Disparaba a unos cuadros que tenía como dianas. Ya ha venido la Policía más veces por aquí. Ha tenido discusiones con otros vecinos. Se le veía por la tarde noche jugar con armas».

Pero además, según publica El Español, varios vecinos han comentado que «estaba loco», especialmente tras el confinamiento. Según el citado medio, el marqués salía al balcón con banderas franquistas mientras cantaba el Cara al Sol, y había llegado a amenazar e insultar a varias mujeres en las inmediaciones del edificio.

¿Por qué salió en televisión el conde de Atarés?

En marzo de 2015, Fernando González de Castejón intervenía en el programa Al Rojo Vivo y Espejo Público, para denunciar que su cuenta, donde tenía 740.000 euros, estaba bloqueada por la intervención del Banco de España en el Banco de Madrid, a consecuencia del fraude detectado en las cuentas del BPA.

En el programa denunciaba, que «quienes más dinero tienen, menos impuestos pagan», y calificaba lo sucedido de «vergonzoso». «Pasó los test de estrés con matrícula de honor, pero el Banco de España para qué vale. Son un desastre», se quejaba.

Te puede interesar

Comentar ()