James Cann, el actor estadounidense conocido por interpretar a Sonny Corleone en la película de mafiosos El Padrino ha muerto a los 82 años.

La noticia ha sido publicada en su cuenta de Twitter este jueves con unas palabras que narraban: «Con gran tristeza les informamos del fallecimiento de Jimmy en la noche del 6 de julio. La familia agradece la efusión de amor y las más sinceras condolencias y le pide que continúe respetando su privacidad durante este momento difícil. Fin del tuit».

Además de la película de Ford Coppola, James también fue conocido por tener un estilo de vida «infernal». Con incansables fiestas hollywoodienses en la década de los 70 y principios de los 80, antes de dejar abruptamente la actuación. Un periodo que el actor describió como «aterrador», y la razón por la que despareció de la vista del público antes de preparar su regreso a finales de 1980, cuando ganó reconocimiento por películas como Misery, The Yards y Elf.

Noticia en ampliación…