El escritor Salman Rushdie se encuentra «extremadamente grave» según ha informado esta mañana la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul. Tras ser intervenido de urgencia, su vida corre peligro tras haber recibido puñaladas en varias partes de sus hijos como el hígado, que estaría dañado, además de uno de sus ojos. El escritor se encuentra con respiración asistida. La agresión se produjo ayer según informó la policía, a las once de la mañana (hora de Nueva York). El escritor Salman Rushdie, de 75 años y uno de los autores vivos más importantes del mundo, se disponía a hablar en un evento en la localidad de Chautauqua, en el estado de Nueva York. Rushdie iba a hablar con el entrevistador Henry Reese, de la organización «City of Asylum», una iniciativa para dar cobijo a escritores que viven en el exilio por miedo a persecuciones o represalias en sus países.

El representante de Rushdie Andrew Wylie ha asegurado que tras la agresión es probable que pierda un ojo y que uno de sus brazos y el hígado queden dañados.

Justo cuando iba a comenzar su intervención, un hombre corrió hacia el estrado y le clavó un cuchillo en el cuello. También hirió a la persona que iba a entrevistar al autor, aunque en su caso solo ha sufrido heridas leves en la cabeza. El presunto autor fue detenido en el lugar gracias a un agente de policía que se encontraba presente y según las primeras informaciones se podría tratar de Hadi Matar, de 24 años y residente en Nueva Jersey.

De «seis a ocho puñaladas»

Cuando se acercó al estrado, muchos asumieron que era un técnico de sonido que iba a ponerle bien el micrófono a Rushdie. Pero sacó un cuchillo y empezó a clavárselo en el cuello. Según las declaraciones de una testigo a la Associated Press, recibió de «seis a ocho puñaladas».

Rushdie fue capaz de levantarse y salir corriendo. Algunas personas del público se abalanzaron sobre el agresor mientras otras corrían y chillaban despavoridas. Según ha informado el New York Times, Rushdie cayó al suelo en medio de un charco de sangre. Según varios testigos, aún parecía tener pulso. El escritor fue traslado en helicóptero a un hospital cercano. No se ha hecho público su estado.

Un escritor perseguido y amenazado

El escritor nació en la India con nacionalidad británica, en el seno de una familia musulmana. Su padre era abogado y empresario; su madre, maestra. Rushdie estudió historia en la universidad de Cambridge. Se hizo ciudadano estadounidense en el 2016. Sus libros sobre han tratado la intersección entre religión y política, y muchos han recibido críticas efusivas y numerosos premios, sobre todo Midnight’s Children, un libro que publicó en 1981 y que consiguió el prestigioso Booker Prize. La obra es una pseudobiografía de un niño mágico que nace justo en la medianoche del día en que la India consiguió la independencia.

No obstante, fue su cuarto libro, Los Versos Satánicos, el que generó una gran controversia en los países árabes y en las comunidades musulmanas de toda Europa. El libro incluye a un personaje inspirado en el profeta Mahoma, una referencia que muchos consideraron blasfema.

Ese mismo 1988, el libro fue prohibido en Irán (y no se ha autorizado desde entonces). Un año después, el entonces líder iraní, el Ayatollah Ruhollah Khomeini, decretó una fatwa, un edicto, pidiendo la muerte del escritor. Se llegó a ofrecer una recompensa de tres millones de dólares para aquel que lo asesinara.

Semejante amenaza hizo que Salman Rushdie tuviera que vivir escondido durante más de nueve años y bajo continua vigilancia de Scotland Yard. Años más tarde, en 1998, el nuevo líder iraní, Mohamed Khatami, aseguró que la fatwa ya no tenía validez. Sin embargo, en el 2005, el Ayatollah Ali Khamenei, lo rectificó y dijo que sí seguía en vigor.

Muchas personas asesinadas a su alrededor

Sea como fuera, durante años varias personas relacionadas con el libro han sufrido duras consecuencias. El año 1991, el traductor del libro al japonés murió apuñalado en su oficina de la universidad de Tsubuka en Japón (el asesino nunca fue identificado). Muchas editoriales que han publicado el libro quitaron su nombre de la portada por miedo a represalias o ataques terroristas. El propio Rushdie sufrió un intento fallido de atentado en agosto de 1989. Un hombre libanés intentó poner una bomba en el hotel Beverley House de Londres. La bomba falló y mató al terrorista.

A pesar de las amenazas, Rushdie siguió escribiendo. En el 2007, fue nombrado caballero del Imperio Británico.