La Fundación Mapfre trae a España, por primera vez, la obra de Giovanni Boldini (Ferrara 1842-París 1931) y lo hace en un diálogo de sus cuadros con pintores españoles de su tiempo, como Joaquín Sorolla, Mariano Fortuny, Eduardo Zamacois o Raimundo Madrazo, entre otros. 

La obra de Boldini refleja, como la de sus contemporáneos españoles, la vida de alta sociedad burguesa y cultural de su tiempo. Son la cara opuesta de los vanguardistas bohemios como los impresionistas. Boldini vive entre la alta sociedad, está integrado en la burguesía, comparte sus gustos y retrata a sus miembros destacados, lo que le convierte en uno de los grandes retratistas de la Belle Époque parisina. 

Sus cuadros son todo un documento del cambio de siglo de la alta sociedad que vivió un momento dulce que quedaría arrasado por la Gran Guerra. Tras la cual, Boldini pasó a un segundo plano como pintor y las vanguardias tomaron París.


Fundación Mapfre, hasta el 12 de enero