Local o visitante, quien haya paseado alguna vez por Barcelona o sueñe con hacerlo, reconocerá que Gaudí ha dejado su huella en cada uno de los rincones de esta hermosa ciudad. El color, las curvas, los mosaicos, todo se combina para crear un mundo natural que atrapa. 

Ahora la Casa Batlló, una de sus joyas más emblemáticas, vuelve a gestar ese universo desde sus entrañas. Gracias a la nueva experiencia que ofrece, se ha convertido en una casa viva. Un espacio único que a través de tecnología como la realidad aumentada, una batería de proyectores y equipos audiovisuales, te llevará a recorrer cada rincón de la mente del autor. Conoce los orígenes de esta emblemática obra, cómo Gaudí dio forma a su remodelación y hasta detalles de su infancia, en una visita con los cinco sentidos.

Una leyenda en la manzana de la discordia

La historia de la Casa Batlló es la de una transformación radical. El edificio construido en 1877 por Emilio Sala Cortés fue adquirido en 1903 por Josep Batlló i Casanovas, quien pocos años después le encargó a Gaudí su demolición. No sin antes concederle total libertad creativa. Situada en el Paseo de Gracia forma parte de la llamada »Manzana de la Discordia», nombre que adquirió este tramo debido a la competencia entre arquitectos modernistas que se produjo allí.

Edificio de Casa Batlló en Barcelona

Pese a que el propietario había pedido a Gaudí derribar el edificio, él decidió conservar su estructura, realizando una serie de reformas y cambios. Estos incluyeron modificar por completo la fachada, redistribuir la tabiquería interior y crear una auténtica obra de arte. 

Inspirada en la famosa leyenda de Sant Jordi, las columnas de su exterior e interior se parecen a huesos humanos, en honor a las personas que fueron sacrificadas para salvar a la princesa antes de que llegara a rescatarla el caballero. 

En la fachada, además, se aprecian otros detalles notables como el techo de la azotea. Con sus tejas de colores simulan las escamas del animal fantástico atravesadas por una cruz de cuatro brazos que evoca la espada triunfante de Sant Jordi.

La Casa del Dragón está encantada

Con solo leer su historia, sabemos que el edificio se concibió como un hechizo para recorrer la leyenda del San Valentín catalán. Hoy las herramientas de la tecnología nos ayudan además a darle vida a la casa. 

La nueva visita a la Casa Batlló 10D Experience propone un viaje por el universo Gaudí, sus pensamientos e inspiraciones, a través de salas inmersivas e instalaciones artísticas. Incorporando realidad aumentada, inteligencia artificial y machine learning, relata aspectos de su vida y obra siendo el único lugar capaz de llevarte a dar un paseo por su mente.

Interior de la Casa Batlló

Dos experiencias inmersivas

El Gaudí Dome ofrece un espacio único de desconexión que nos transporta al origen del universo de sus obras, recreando sonidos de la naturaleza y proyecciones volumétricas de una gran capacidad expresiva. Creada por Miguel Alonso, y situada en las antiguas ‘’Carboneras’’ del edificio, es un espectáculo que hace partícipe al visitante de una experiencia creadora.

Por otro lado, el Gaudí Cube se mete de forma directa en la creatividad del genio. En un cubo mágico envolvente, la instalación creada por Refik Anadol permite al espectador entender la huella que Gaudí ha dejado en la humanidad, imaginar sus sueños y experimentar el mundo a través de sus ojos.

Enriqueciendo la experiencia del visitante

La visita presenta además un nuevo concepto alrededor de la audioguía. Con auriculares diseñados para que un algoritmo interprete el recorrido de cada persona, ofrece una experiencia personalizada, única e irrepetible.

Tecnologías invisibles que dan vida a instalaciones efímeras, cuadros que se activan con el movimiento, intervenciones arquitectónicas; todo se vuelve mágico en la nueva versión de la Casa Batlló que ofrece la 10D Experience.

Recién restaurada y con la magia renovada

Quien vaya a visitar la Casa Batlló tendrá la suerte de ver su mejor versión, no solo por las increíbles obras interactivas y el despliegue de tecnología, sino también porque el edificio completo ha sido restaurado. Solo su fachada ha requerido la intervención de profesionales de siete gremios distintos debido a la complejidad de sus materiales.

Ya sea que vivas en Barcelona o planees una visita aprovechando el verano, no puedes dejar de disfrutar de las sensaciones que ofrece la Casa Batlló y dar un paseo por el universo de Gaudí.